Sábado, 20 Abril 2019
Un estudio del Instituto de Tecnología de Massachusetts, encontró relación entre señales de estados de ánimo bajos y días con mala calidad del aire.
contaminacioninfeliz                                                                                                           Foto: Pixabay.com

Como contexto, hay que decir que un informe reciente de la Universidad China de Hong Kong encontró que la contaminación del aire en el país causa un promedio de 1.1 millones de muertes prematuras cada año y le cuesta a su economía $ 38 mil millones.

Ahora, los investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT en inglés) han descubierto que la contaminación del aire en las ciudades de ese país puede estar contribuyendo a bajos niveles de felicidad entre la población urbana.

Según el artículo del Instituto, que acaba de ser publicado en la revista científica Nature Human Behavior, los niveles más altos de contaminación están asociados con una disminución en los niveles de felicidad de las personas porque para evitar altos niveles de contaminación del aire, por ejemplo, las personas pueden trasladarse a ciudades más limpias o edificios ecológicos, comprar equipos de protección como mascarillas y purificadores de aire, y pasar menos tiempo al aire libre.

"La contaminación también tiene un costo emocional", dice el profesor del MIT, Siqi Zheng. "Las personas son infelices, y eso significa que pueden tomar decisiones irracionales".

Y es ahí donde viene el análisis de la variable del estado de ánimo. Esta vez lo hicieron en tiempo real, utilizando datos de redes sociales para rastrear cómo los cambios en los niveles diarios de contaminación afectan la felicidad de las personas en 144 ciudades chinas.

En el pasado, los niveles de felicidad se han medido típicamente mediante cuestionarios. Sin embargo, tales encuestas proporcionan una sola instantánea; Las respuestas de las personas tienden a reflejar su sensación general de bienestar, en lugar de su felicidad en determinados días.

En un artículo que publica el MIT, se explica que el procedimiento consistió en aplicar un algoritmo de aprendizaje automático para analizar los 210 millones de tweets etiquetados geográficamente de la plataforma de microblogging más grande de China, Sina Weibo.

Los tweets cubren un período de marzo a noviembre de 2014. Para cada tweet, los investigadores aplicaron el algoritmo de análisis de sentimiento entrenado en la máquina para medir el sentimiento de la publicación. Luego calcularon el valor de la mediana para esa ciudad y día, el llamado índice de felicidad expresada, que oscila entre 0 y 100, donde 0 indica un estado de ánimo muy negativo y 100 muy positivo.

Finalmente, los investigadores fusionaron este índice con la concentración diaria de PM2.5 y los datos de estado de ánimo.

Encontraron una correlación significativamente negativa entre la contaminación y los niveles de felicidad. Además, las mujeres eran más sensibles a los niveles de contaminación más altos que los hombres.

A través del uso creativo de los datos de las redes sociales, los autores demuestran de manera convincente una fuerte relación entre la calidad del aire y la felicidad expresada, una medida subjetiva de bienestar, dice Shanjun Li, profesor de economía ambiental en la Universidad de Cornell, que no participó en el investigación.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes