Miércoles, 21 Noviembre 2018
El estudio liderado por un colombiano, investigador de la Universidad de Hawai, encontró la relación entre la criptomoneda y el cambio climático.
bitcoin                                                                                              Foto: pixabay.com

Un nuevo estudio publicado en Nature Climate Change encuentra que el uso de Bitcoin puede estar relacionado con el calentamiento global. Según un equipo de investigadores de la Universidad de Hawai en la Facultad de Ciencias Sociales de Manoa, si Bitcoin se implementa a tasas similares a las que se han incorporado otras tecnologías, podría producir suficientes emisiones para elevar las temperaturas globales en 2°C en 2033.

"Bitcoin es una criptomoneda con grandes requisitos de hardware, y esto obviamente se traduce en grandes demandas de electricidad", dijo Randi Rollins , estudiante de maestría en la Universidad de Hawai y coautor del artículo.

Los requisitos de electricidad para procesar las transacciones de Bitcoin han creado considerables dificultades y una extensa discusión en línea sobre dónde colocar las instalaciones o anillos que computan la prueba de trabajo de Bitcoin. Un tema un poco menos discutido es el impacto ambiental de producir toda esa electricidad.

El equipo descubrió que si se incorpora Bitcoin, incluso a la velocidad más lenta a la que se han incorporado otras tecnologías, sus emisiones acumuladas serán suficientes para calentar el planeta a más de 2 ° C en solo 22 años. Si se incorpora a la tasa promedio de otras tecnologías, se acerca a los 16 años.

Y es que los investigadores encontraron que el uso de la criptomoneda generó en 2017 cerca de 69 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono.

El proceso para realizar transacciones con este tipo de monedas requiere de un equipo de mineros encargados de agrupar en bloque los movimientos que se realicen con la moneda en un tiempo específico y, después, agregarlos a la cadena o libro de contabilidad público.

“Actualmente, las emisiones del transporte, la vivienda y los alimentos se consideran los principales contribuyentes al cambio climático en curso. Esta investigación ilustra que Bitcoin debe agregarse a esta lista ", dijo Katie Taladay, coautora del artículo.

"No podemos predecir el futuro de Bitcoin, pero si se implementa a un ritmo incluso cercano al ritmo más lento al que se han incorporado otras tecnologías, generará muy malas noticias para el cambio climático y las personas y las especies afectadas por él", dijo el colombiano Camilo Mora, profesor asociado de geografía en y autor principal del estudio.

Mora pidió que cualquier desarrollo posterior de las criptomonedas apunte a reducir la demanda de electricidad, para evitar “las consecuencias potencialmente devastadoras de 2 ° C del calentamiento global".
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes