Martes, 18 Diciembre 2018
Una investigación sugiere que las partículas ya forman parte de la cadena alimentaria humana.

botella agua 600                                                                                      Crédito foto: The Water Story/Flickr


Los resultados de la investigación se divulgaron en un evento de gastroenterología en Europa, luego de que, en un experimento, la Agencia de Medio Ambiente de Austria analizara las heces de un grupo de personas y hallara microplásticos, es decir, plásticos de menos de 5 milímetros de tamaño.

Aunque se trató de un pequeño grupo de personas, ocho en total, sus procedencias eran de distintos países y el hallazgo sugiere que las micropartículas de este material pueden estar dispersas a lo largo de la cadena alimentaria humana.

Las heces analizadas pertenecían a participantes de Europa, Rusia y Japón, y oscilaron entre los 50 a los 500 micrometros de tamaño, de diferentes tipos de plástico, principalmente polipropileno y polietileno tereftalato. En promedio, veinte partículas de microplástico se encontraron en cada diez gramos de materia fecal.

Aunque la procedencia exacta del plástico no fue determinada, las personas que se prestaron para la investigación mostraron que habían estado expuestos a comida empacada en plástico o habían bebido líquidos embotellados en recipientes de este material. Ninguno de los participantes era vegetariano y seis del grupo comieron pescado de mar.

Aún no se han publicado estudios detallados de efectos de las micropartículas de plástico en el cuerpo humano.

Ver también:

- Agua potable llevaría microplásticos según estudio

- Microplásticos la amenaza imperceptible en los océanos que puede estar afectando mejillones, langostas y sardinas

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes