Martes, 23 Abril 2019
La investigación revela que la aerolínea Turkish Airlines y sus transportadores de carga permiten el comercio de especies exóticas, pese a haberse comprometido a combatirlo.

Lorogris600El loro gris africano es una de las especies de aves más populares que se mantienen como mascotas en Europa, EE. UU. y Medio Oriente, donde son vistos como una mascota atractiva debido a su larga vida, su capacidad para imitar el habla humana y la inteligencia en general/World Animal Protection

Según un estudio de World Animal Protection, aerolínea como Turkish Airlines y su transportador de carga han sido utilizados para transportar, ilegalmente, loros grises africanos arrancados de la selva, en vuelos que salen de la República Democrática del Congo (DR), de Nigeria y de Mali a países en el Medio Oriente y en el oeste y el sureste asiáticos.

Además señala que millones de animales silvestres, incluidos los loros grises, están siendo sacados de sus hábitats o criados en cautiverio para ser vendidos luego como mascotas exóticas; una industria multimillonaria que crece día a día y que tiene consecuencias devastadoras en la vida silvestre del mundo entero.

Según esta organización, “independientemente de que el comercio sea legal o ilegal, tener animales silvestres como mascotas es una crueldad”. El viaje que tienen que soportar es peligroso; tortugas, serpientes y loros son cruelmente capturados y vendidos a traficantes que luego los meten en cajas donde a duras penas pueden respirar o moverse, y la mayoría acaban muriéndose por falta de aire, de hambre o afectados por alguna enfermedad, antes de haber alcanzado siquiera la nueva casa artificial en la que cumplirían la función de mascotas.

1022684El loro gris africano se encuentra entre las especies de aves más populares que se mantienen como mascotas, sin embargo, durante la captura y el transporte, pueden sufrir malos tratos y condiciones inhumanas

World Animal Protection añade que, una vez que están en las casas de las personas, no hay una forma realista de replicar el espacio y la libertad que estos animales tendrían en la naturaleza. A muchos se les mantiene en espacios infinitamente más pequeños que el espacio del que disponían en sus hábitats naturales, y no tienen la nutrición correcta, aunque sus dueños tengan la mejor intención de alimentarlos adecuadamente.

En resumen la investigación reveló que:
• Tres de cada cuatro loros que se capturan en México para ser vendidos como mascotas mueren antes de llegar a un comprador
• Casi un tercio de todos los animales silvestres mueren durante el transporte
• Un gran número de serpientes, lagartijas y tortugas mascotas mueren durante el primer año que están en un hogar. Con los rangos de edad natural de 8 a 120 años, se piensa que estas muertes ocurren principalmente por enfermedades relacionadas al estrés de su cautiverio.

Cassandra Koenen, Directora Global de Mascotas Exóticas en Protección Animal Mundial señala que:

“La caza furtiva de animales para el comercio de mascotas exóticas está ocurriendo a escala industrial con consecuencias devastadoras. Y lo que es peor, los elementos ilegales e ilícitos de este tráfico a menudo encuentran apoyo en la corrupción de los gobiernos y en una inadecuada aplicación de la ley.


La mayoría de la gente compra mascotas exóticas porque adora a los animales, pero cualquier animal silvestre que se comercie como mascota exótica está destinado a sufrir terriblemente.

World Animal Protection abrió una plataforma para unirse a este movimiento en el que también pide a la gente que no compre, que no tenga y que no críe animales silvestres para tenerlos como mascotas. Una vida en cautiverio no se compara, en nada, a una vida en libertad. Los animales silvestres no son mascotas. Su lugar está en su hábitat natural.

Según la Organización, en Colombia la Dirección de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional informo que en el año 2018 se realizó la incautación de 34,878 especies de fauna silvestre. De igual modo, recuerda que la regulación que rige en el país sobre la tenencia de mascotas exóticas, está definida por la Convención de Comercio Internacional sobre Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre CITES, aprobada en Colombia por el Congreso de la Republica mediante la Ley 17 de 1981.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes