Jueves, 17 Enero 2019

Paren entre uno y cuatro osos, cada dos años y los lactan durante un año. Ademas tienen la capacidad de retener el óvulo si no tienen las condiciones ambientales adecuadas para reproducirse.

El 21 de febrero ha sido escogido como el Día Internacional de los osos, en Colombia la fecha nos recuerda que somos uno de los países Latinoaméricanos que tiene un oso llamado Oso Andino, oso de Anteojos o Frontino, una especie vulnerable a la extinción según la Unión Internacional para la Conservación (UICN), y con un ciclo reproductivo retardado.

El oso andino es endémico de los Andes tropicales. Está presente desde los 200m hasta los 4.800 metros sobre el nivel del mar, en países como Colombia, Venezuela, Panamá, Ecuador, Bolivia, Perú y zonas del norte de Argentina. Habita desde áreas selváticas y boscosas hasta páramos y pajonales, tanto húmedos como secos.

En Colombia, la especie se distribuye a lo largo de las tres cordilleras andinas. En la Cordillera Occidental, se encuentra desde el límite con Ecuador, en Nariño hasta Córdoba, en el Parque Nacional Paramillos. En la Cordillera Central se encuentra desde el límite con Ecuador en el Macizo colombiano hasta Caldas, en el Parque Nacional Los Nevados donde se interrumpe su presencia hasta reaparecer en San Lucas. En la Cordillera Oriental está presente en límite con Ecuador, en el Macizo Colombiano hasta el Cesar y la Guajira, en la Sierra de Perijá.

El oso vive en 23 de los 59 Parques Nacionales Naturales (Las Orquídeas, Puracé, Farallones, Los Nevados) entre otros, por lo que se ha incluido dentro de los Valores Objetos de Conservación (VOC). Se estima que en Colombia solo existen entre 3.000 y 6.000 individuos.

Oso AndinoFoto: Crédito Eltiempo.com

La madurez sexual de los osos se alcanza entre los tres y siete años y el periodo reproductivo de las hembras se da entre los 15 y 17 años, mientras que los machos permanecen fértiles el doble del tiempo. Las hembras paren entre uno y cuatro osos, lactan durante un año y proveen cuidado maternal hasta por dos años. El ciclo reproductivo se da de manera retardada después de la fecundación del óvulo, esto depende en gran medida de las condiciones ambientales del hábitat y de la alimentación. Aunque su gestación es corta, se desconoce la duración exacta, variando entre 160-257 días.

La baja tasa reproductiva, la supuesta baja densidad poblacional, la baja variabilidad genética, en conjunto con la presencia de amenazas, causarían la reducción de la especie y su hábitat en un 30 por ciento, en los próximos 30 años.

Especie vulnerable

En el 2014 el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible a través de la Resolución 192, lo catalogó como una de las especies vulnerables, y no es para menos; factores como la tala indiscriminada de árboles, el Cambio Climático, degradación del suelo, la minería, la caza furtiva, la ganadería y la agricultura están disminuyendo la especie y su hábitat.

Otro de los factores que incide en gran medida es el conflicto con los humanos precisamente por las afectaciones que pudiera causar el oso a las actividades ganaderas y agrícolas, especialmente en zonas de páramos y bosques nublados, donde habita. El año pasado, en enero, cazadores mataron a un oso de 3 años que habitaba en el Parque Nacional Chingaza, en años anteriores también se conocieron varios casos similares.

Los osos son una especie sombrilla que ocupa el lugar más alto en la pirámide y su presencia determina el buen estado de conservación de un ecosistema. Es un regenerador de los bosques y zonas de páramos, además dispersa semillas y en algunos casos derriba arbustos que impiden el paso de la luz en el bosque.

Es un mamífero omnívoro con una dieta muy variada: se alimenta principalmente de frutos y de las partes en crecimiento de las plantas, incluyendo las bases de las hojas, los tallos tiernos de las plantas y los entrenudos de los bambús. De manera oportunista el oso andino come animales, como otros mamíferos, aves e invertebrados, incluyendo animales domésticos. El peso de los machos adultos puede ser entre 60 y 175kg y el tamaño de su cuerpo puede estar entre los 1,2 a 22 metros.

En los últimos años Parques Nacionales Naturales de Colombia con el apoyo del sector privado han aunado esfuerzos para conservar la especie. Actualmente existe un proyecto llamado “Conservamos la Vida”, iniciativa con la que se busca sensibilizar a la sociedad civil sobre la importancia de la especie y mejorar las condiciones de la población beneficiada directamente involucrada, a través de la implementación de mejores prácticas productivas.

Mamá osa enseñando a su cria 

Video de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca

 

 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes