Domingo, 31 Mayo 2020

Producto de este ataque, el águila Geranoaetus melanoleucus presentaba varias fracturas en su extremidad alar y requirió ser intervenida quirúrgicamente.

LIBERACIÓN ÁGUILA DE PÁRAMO 4

Foto: CAM

Luego de varios años de rehabilitación, un Águila Páramo o Águila Mora que había sido atacada con perdigones en el municipio de Suaza, volvió a surcar el cielo huilense.

Todo empezó cuando Luz Adriana Ramírez, una habitante de la vereda Líbano del municipio de Suaza, al percatarse de la presencia de un ave herida en el predio de su finca, la resguardó y dio aviso de manera inmediata a la estación de Policía la localidad.

Los uniformados se trasladaron al sitio e informaron a los funcionarios de la Corporación Autónoma Regional de Alto Magdalena-CAM para la atención y valoración del ejemplar.

Esta ave ingresó al Centro de Atención y Valoración-CAV de Fauna Silvestre de la CAM gravemente herida en su ala izquierda. Luego de la valoración médica y la toma de radiografías, se evidenció que le habían disparado con perdigones.

Producto de este ataque, el águila presentaba varias fracturas en su extremidad alar y requirió ser intervenida quirúrgicamente, operación que se adelantó en conjunto entre la autoridad ambiental del Huila y la facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la universidad Corhuila.

“En el momento de la valoración que incluyó la toma de radiografías, los profesionales diagnosticaron que el ave presentaba cuatro impactos por perdigones en diferentes áreas de su cuerpo, y registraba una fractura cerrada de radio y cubito en su ala izquierda”, explicó Osiris Peralta Ardila, profesional de la CAM.

Rehabilitación

“Superada la operación, el equipo técnico de la CAM inició su proceso de recuperación y rehabilitación en el CAV en Teruel, para poder ejercitar sus alas, practicar vuelos cortos y posteriormente vuelos largos contribuyendo a mejorar su destreza para atrapar presas”, expresó Luisa Fernanda Jaramillo, bióloga de la CAM.

Tras cerca de un año de rehabilitación y aunque las esperanzas de volver a volar eran mínimas para esta ave, los médicos veterinarios y biólogos lograron que esta Águila Mora volviera a su hábitat natural.

Esta emblemática especie fue liberada en un área protegida del norte del departamento del Huila, teniendo en cuenta su distribución geográfica.

El proceso de liberación se adelantó durante esta época de aislamiento obligatorio que vive el país por la propagación del COVID-19.

La especie

Las águilas son vitales para el equilibrio de los ecosistemas y son grandes controladores de plagas.

Sus poblaciones se han visto disminuidas drásticamente, debido a que sus procesos reproductivos y de anidación requieren de largos periodos de tiempo y zonas altamente conservadas.

El Águila de paramo (Geranoaetus melanoleucus) es una ave rapaz que habita entre los 1600 y 3500 msnm; principalmente por encima de 2500 metros sobre el nivel del mar.

La especie se distribuye únicamente en Sur América desde el noroccidente de Venezuela pasando por Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Uruguay hasta Tierra de Fuego en Argentina. En Colombia desde el sur de la cordillera Oriental hasta el sur de Cundinamarca, en la cordillera Central desde el área de Puracé, Huila y hasta Nariño.

En Colombia habita desde zonas cálidas hasta el páramo; frecuenta áreas abiertas, semi abiertas, sabanas, pastizales, áreas xerofíticas, bosques espinosos, matorrales secos, cañones rocosos, barrancos, pastizales abiertos y campos con matorrales en laderas altas y cerca al páramo.

Es una especie que vive sola o en pareja y aunque no se encuentra en categoría de amenaza, enfrenta riesgos por la destrucción y fragmentación de hábitat, así como la cacería en algunas zonas del país.

Realizan primer marcaje científico de Águila Crestada en el Tolima

Aunque se comía sus gallinas, campesino rescató Águila Crestada y la entregó a autoridades ambientales

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes