Miércoles, 19 Junio 2019

La Policía Ambiental sorprendió a tres personas que estaban realizando vertimiento directo de desperdicios biológicos al suelo sin ningún tratamiento ni permiso.

pollo muertoFoto: Polica.gov.co

El grupo de protección ambiental y ecológico de la Policía en el municipio de Girón, Santander, vereda Río de Oro, encontraron en flagrancia a tres personas que se encontraban realizando el sacrificio de aves de corral sin los respectivos permisos de la autoridad ambiental y sin las medidas de higiene y salubridad exigidas por el instituto nacional de vigilancia de medicamentos y alimentos INVIMA.

Durante las labores de control de la Policía Ambiental y Ecológica, se identificó que se estaban realizando vertimiento directo de desperdicios del pollo al suelo, sin ningún tratamiento, poniendo en riesgo a la población de este municipio por lo que se procedió a realizar la captura y la incautación de 1.415 kilos de carne de pollo. Es decir de casi tonelada y media de producto sin ningún tipo de aseo y salubridad.

La legislación colombiana pena este delito con prisión de 55 a 112 meses de prisión y con multas que van hasta los 50.000 salarios mínimos legales vigentes.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes