Domingo, 17 Diciembre 2017
Banner Fijo Superior
La capital antioqueña y su área metropolitana lanzan la iniciativa para crear conciencia sobre los daños que causa la pólvora en el ambiente y los animales.

alborada 1 ok                                                         Imágen de archivo Alborada en Medellín / Foto:  ElColombiano

La Huellatón es una iniciativa del Área Metropolitana del Valle de Aburrá que desde 2015 ha buscado concientizar a los ciudadanos sobre el daño que ocasiona el uso de la pólvora en la fauna silvestre, los animales de compañía y la naturaleza en general. Este año tiene como novedad que las autoridades sembrarán un árbol por cada mascota de la región que se registre en la página www.huellaton.com o por medio de la aplicación gratuita. 

Para registrarse, los ciudadanos solo deben tomar o subir una fotografía de su mascota y diligenciar los datos requeridos. Al finalizar recibirá el certificado y la información sobre el árbol que será sembrado en representación de su mascota.

La Arbolada tiene como meta lograr hasta el 15 de enero de 2018 la recolección de 20.000 huellas dentro de la región. Los árboles correspondientes a las huellas serán sembrados hasta junio de 2018 a través del Plan Siembra Aburrá, programa del Área Metropolitana en el que los diez municipios que integran su territorio contemplan la siembra de más de 1.000.000 de árboles antes 2019. 


Afectaciones de la pólvora en la fauna silvestre

Los animales tienen los sentidos más agudos que los humanos y, por esta razón, las detonaciones de pólvora los pueden llevar a comportarse de manera anormal y generar pánico y estrés que los pueden llevar a la muerte.

Los estragos son irreparables. En un evento como la alborada, las aves huyen de sus nidos por el ruido de los estallidos, abandonando los pichones, los cuales no podrán sobrevivir al no contar con el calor necesario para desarrollarse. Al tratar de huir de las explosiones, algunas aves mueren al chocar con ventanas y edificios. Por ejemplo, los murciélagos pierden la orientación y se estrellan contra vehículos, postes y edificios. 

En animales domésticos son comunes los traumatismos severos, especialmente en los sentidos visuales y auditivos, así como la afectación de las estructuras aéreas. Sensaciones de perturbación de la localización y sobreexcitación que desencadena una respuesta de huida, que a la vez puede provocar colisiones.

En muchos casos, los animales de compañía salen huyendo estresados por las detonaciones y se pierden para siempre. Otros se tiran por los balcones o son atropellados por vehículos.


Efectos en el medio ambiente 

La calidad del aire del Valle de Aburrá se ve afectada durante las actividades que tienen como protagonista la quema de pólvora.

En noches como la alborada, el Día de “las Velitas, Navidad y Año Nuevo el material particulado asociado a la quema de pólvora aumenta considerablemente. Cuanto los seres humanos están expuestos a una quema masiva y prolongada de pólvora, se exponen a respirar la combustión que producen los elementos con los cuales fabrican estos artefactos. De allí se desprende el material particulado PM2.5, prácticamente invisible, que puede ingresar fácilmente a los pulmones, produciendo efectos nocivos en la salud.


0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Banner Fijo Superior UniAndes