Domingo, 17 Diciembre 2017
Banner Fijo Superior
Comunidades cercanas a sitios de explotación minera se ven obligadas a consumir agua contaminada por no tener acceso a otras fuentes hídricas.

Norosí, Loba y Tiquisio son tres de los municipios del sur de Bolívar donde se han intensificado las acciones de las autoridades contra la minería ilegal durante el año 2017. Esto, debido al desarrollo de actividades operativas, preventivas y pedagógicas que tienen como finalidad proteger las reservas naturales en la serranía de San Lucas.

Los buenos resultados en la materia han permitido golpear la economía de los distintos grupos armados ilegales (ELN y Clan del Golfo) que operan en la zona, financiándose de estas actividades ilícitas.

Min30                                                                       Foto tomada de www.archivo.peru21.pe

La estrategia también incluye puestos de control en las diferentes rutas de acceso a las minas ilegales encontradas, impidiendo el acceso de maquinaria pesada e insumos químicos que sirven para la explotación ilegal.

Un total de 11 minas ilegales selladas, 32 capturados, 14 retroexcavadoras destruidas y 4 dagas, así como la incautación de 1.200 galones de ACPM y 150 litros de insumos químicos como ácido sulfúrico, amoniaco y mercurio entre otros; ha sido el resultado arrojado por los operativos de las autoridades en lo que va corrido del año 2017.

A pesar de los operativos de las autoridades, la minería sigue siendo un elemento de gran daño para el medio ambiente, pues -según las propias comunidades- esta práctica está provocando el envenenamiento de las fuentes de agua natural con elementos como amoniaco y mercurio, causando daños irreparables en la salud de las personas.


0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Banner Fijo Superior UniAndes