Viernes, 5 Junio 2020

"El país completo está en llamas", según reportó de forma textual el gobierno en un comunicado de este sábado. Las temperaturas de casi 50°C han dejado 23 personas muertas.

Koala IncendioFoto: Samantha Hamrick - Pinterest

Este sábado se registraron nuevas temperaturas récord superiores a los 40°C y fuertes vientos que avivan los cientos de incendios forestales que devoran el país desde hace cuatro meses. Según un reporte de la AFP, Sídney alcanzó el sábado temperaturas récord, con 48,9 ºC registrados en Penrith, un suburbio del oeste de la ciudad.

En Canberra, el termómetro subió hasta los 44ºC, una cifra también sin precedentes, según un portavoz de los servicios meteorológicos australianos, citado por la Agencia.

Desde el comienzo de la temporada de incendios en septiembre, al menos 23 personas han muerto, según el primer ministro. Otras decenas están desaparecidas y más de 1.300 casas han quedado reducidas a cenizas. Ha ardido una superficie equivalente al doble de Bélgica.

Aunque es muy difícil que las autoridades puedan entregar una cifra exacta, las estimaciones hablan de más de 5 millones de hectáreas afectadas por las llamas.

Solo en el estado de Australia del Sur, se han calcinado más de 100.000 hectáreas, la mayoría en el parque nacional Flinders Chase, hogar de 60.000 canguros, 50.000 koalas y animales en peligro.

Desde que se desataron los incendios en Australia, hace unos 3 meses, ya son 480 millones los mamíferos, aves y reptiles muertos. La cifra se obtuvo tras un trabajo realizado por la Universidad de Sidney, cuyos expertos creen que el número puede ser mucho mayor aún.

Entre los animales afectados, aparecen varias especies en peligros de extinción como canguros, wombats, demonios de Tasmania y koalas, de estos últimos, su población se estima que disminuyó en más de un 30%.

El primer ministro de ese país, Scott Morrison, emitió un comunicado en el que reconoce que el país está ardiendo desde hace tres meses "pero hoy (sábado 4 de enero) es nuestro día más desafiante, con un estado de emergencia declarado en NSW y Victoria, mientras que Tasmania y Australia del Sur también enfrentan amenazas significativas."

"En los últimos meses, los recursos del ADF se han desplegado en respuesta a las solicitudes estatales, desde la base operativa en Canungra en Queensland en septiembre, hasta los 2,000 empleados ya desplegados para apoyar con logística, evacuaciones, catering, alojamiento y limpieza, nuestra Fuerza Aérea ayuda a transportar a los bomberos , Bases de defensa que se utilizan como lugares de reabastecimiento de combustible y puesta en escena y Albatros HMAS que ayudan con la recarga de agua y retardadores de fuego", señala el comunicado.

"En todas partes del país, en las comunidades que visitamos, vemos la devastación absoluta y la desesperación que estos incendios forestales han causado. Lo que también hemos visto es que los mejores australianos se unen, apoyándose mutuamente", finaliza Morrison.

Imágenes de la NASA han captado desde la base espacial la magnitud de las conflagraciones.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes