Lunes, 13 Julio 2020
La revista Forbes publicó un estudio con las estrategias y las cifras que las gigantes de los combustibles inviertieron en campañas politicas durante los 3 años posteriores al Acuerdo de Paris.

gasolinafuel                                                                                      Foto: Pixabay.com

La prestigiosa revista hizo público un informe presentado por InfluenceMap que revela la extraordinaria cifra de 1.000 millones de dólares (unos 3,3 billones de pesos) que las 5 empresas más grandes de petroleo y gas que cotizan en bolsa (ExxonMobil, Royal Dutch Shell, Chevron, BP y Total) han invertido en los tres años posteriores a la firma del Acuerdo de París.

El informe de InfluenceMap utilizó una metodología centrada en los mejores registros disponibles junto con una investigación intensiva de mensajes corporativos para medir su nivel de influencia en las iniciativas para detener el cambio climático, según el artículo de Forbes.

La investigación de InfluenceMap señala que BP tiene el gasto anual más alto en cabildeo climático en $ 53 millones de dólares, seguido de Shell con $ 49 millones y ExxonMobil con $ 41 millones. Chevron y Total gastan cada uno alrededor de $ 29 millones cada año.

Según las gráficas del informe, otros 180 millones de dólares se han gastado en publicidad y estrategias de redes sociales para mostrar a las empresas como preocupadas por una migración hacia las actividades más sostenibles.

Entre otros análisis se aprecia que otros 60 millones de dólares son gastados en la financiación de candidatos políticos en Estados Unidos, para que influyan en la legislación sobre regulaciones ambientales para la industria de los combustibles.

Además d ela financiación directa, emplearon dos millones de dólares solo en campañas en Facebook e Instagram para promover los supuestos beneficios de que los combustibles fósiles ocupen un lugar aún más destacado en el mix energético global -en detrimento de las renovables- durante las elecciones de mitad de mandato (Midterm) de noviembre pasado en EE.UU.

“Sus marcas corporativas revelan claros apoyos públicos hacia el combate del cambio climático, pero sus acciones de lobby van en la dirección contraria. Abogan por soluciones de bajas emisiones de CO2 mientras aumentan sus inversiones y gastos hacia la expansión del negocio de los combustibles fósiles”, señala el documento conocido por Catorce6.

La investigación se atreve a afirmar que la publicidad ambiental de las marcas es falsa porque tienen la estimación de que en 2019, los desembolsos presupuestados en planes de inversión para la extracción de gas y petróleo de estas cinco grandes petroleras se incrementarán hasta los 115.000 millones de dólares, de los que sólo el 3% irán a proyectos de bajas emisiones.
0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes