Viernes, 19 Abril 2019
Miles de perros y gatos han sido abandonados y sacrificados al no haber dinero suficiente para que viajen con sus dueños, comprar alimento, vacunas o tratar enfermedades.

animal brown canine pexels600
La crisis que atraviesa Venezuela, no sólo está afectando a las personas sino también a perros y gatos que han sido abandonados por sus dueños al no tener medios económicos suficientes para adquirir alimentos, ponerles vacunas y tratarles alguna enfermedad. La mayor parte de estas mascotas terminan deambulando por las calles, mientras que otras son sacrificadas con una inyección para evitarles sufrimiento.

El diario Infobae realizó un informe en el que revela varios testimonios de venezolanos desesperados ante la crisis por no tener medios suficientes para mantener a sus mascotas. Y es que según lo señala, en promedio, un gato de seis kilos de peso consume tres kilos de comida por mes, que se consiguen en Venezuela por unos 21 dólares. Tres kilos de alimento para perros cuestan USD 26 en Venezuela, mientras que en Estados Unidos, su precio ronda los USD 15. El salario mínimo en el país vecino es de apenas 20,9 dólares según el cambio oficial que en realidad son menos de USD 6 en el mercado paralelo o negro, el único al que tienen acceso la mayoría de los venezolanos.

Rosa Strefezza, es una mujer que vive junto a catorce gatos y tres perros. Todos los felinos que tiene los ha obtenido recogiéndolos de la calle o de personas que iban a migrar de Venezuela y no tenían con quien dejarlos, incluso a algunos se los han dejado en la puerta de su casa. “Yo no me puedo desprender de ellos así —se le quiebra la voz—, pero no sé si tendré que hacerlo y me duele, me duele toda esta situación, pero tendría que mandarlos a dormir porque no quiero que sufran por nada y no quiero botarlos a la calle. A veces le digo a mi esposo toma tú la decisión pero sé lo que me va afectar a mí esto. Es duro y fuerte.”

cat 3041498 GATOS600
Según lo señala el portal, Rosa afirma que la crisis económica la forzó a dejar de darles gatarina (concentrado para gatos) y ahora les da comida para perros, sardinas y arroz. Pero tampoco es una opción rentable porque debe gastar casi el 7% de su ingreso para comprar, tan sólo, un kilo de sardinas.

Ni siquiera puede vacunarlos ya porque no le alcanza el dinero en un país donde este tipo de atención es, incluso, más costosa que en Estados Unidos. En un centro veterinario en el estado de Connecticut, en Estados Unidos una vacuna para perros cuesta USD 28. En Venezuela, el equivalente a USD 30.

Gregory Sepúlveda, esposo de Rosa, es testigo de cómo semana a semana en Los Caobos, uno de los parques más populares de la zona centro de Caracas, perros que son mascotas de hogar son abandonados por sus dueños.

"Todos los domingos que voy troto, me reúno con mis compañeros ahí en el parque y todas las semanas hay perros abandonados. Todas las semanas dejan perros abandonados, los dejan amarrados a su suerte en los árboles. Hay muchos perros en la avenida México atropellados, y no son perros de la calle, son perros que tú ves que son perros de casa"

Los dueños de mascotas buscan opciones más económicas para poder alimentarlas. En una carnicería en Los Palos Grandes, un barrio clase media en el este de Caracas, se consigue un alimento preparado para perros o gatos, dependiendo del caso, que consiste en una mezcla de pollo molido, recortes de carne, hígado de pollo y su piel por un precio de USD 0,71 por kilo. Los clientes frecuentes llevan 300 kilos al mes, el equivalente a USD 213, lo que representaría casi 36 veces un salario mínimo. Otros compran entre ocho y diez kilos semanales, por un monto al cambio en el mercado negro de USD 2,84 mensuales, que representa casi la mitad del salario mínimo mensual.

guillermosuarezfotoLos refugios municipales de Caracas no reciben los recursos necesarios para atender la creciente cantidad de perros que llegan cada día/Guillermo Suárez

Aranza Roselló, bioanalista veterinaria, señala que al momento de que algún animal se enferme en una situación que sea incurable, se toma la decisión de la eutanasia mucho más rápido, por el tema de alimentación. “Yo tuve un perro que estuvo seis años enfermo de un problema renal, fue una situación muy difícil, era otro país, se podían conseguir los alimentos, se podían conseguir las medicinas. Hoy en día, no se consigue nada de eso, así que si alguno se enferma, se eutanasia de una vez y no vamos a luchar mucho por eso, porque no vamos a poder curarlos.” En Venezuela el precio de la eutanasia depende del tamaño y peso de la mascota, pero arranca a partir de USD 20. La cremación va luego desde USD 36.

El informe también señala que entre 50 y 70 dólares es el monto mínimo de los trámites veterinarios (documentos y vacunas) que tiene cumplir el dueño de una mascota para migrar de Venezuela hacia los países Mercosur, y si es para Europa se incrementa hasta 400$.

La organización venezolana Red de Apoyo Canino, la cual se encarga de rescatar animales sin hogar, estimó que finales del 2018 habían más de 1 millón de perros abandonados por todo el país.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes