Martes, 18 Junio 2019
En un comunicado, recordó que emplea a unos 13,3 millones de europeos y que la decisión del Parlamento Europeo de reducir cerca del 40% de CO2 proveniente de los carros traerá consecuencias.
carroseuropa                                                                                                                                                                               Foto: Pixabay

El Parlamento y la Comisión Europea alcanzaron ayer un acuerdo político sobre normas estrictas para descarbonizar y modernizar el sector de la movilidad. Acordaron las nuevas normas de emisiones de CO2 para automóviles y camionetas ligeras en la Unión Europea para el período posterior a 2020, las emisiones de los automóviles nuevos tendrán que ser un 37,5% más bajas en 2030 en comparación con 2021 y las emisiones de las nuevas camionetas tendrán que ser un 31% más bajas.

El acuerdo de ayer por la noche es parte integral del paquete de movilidad limpia y un paso hacia la modernización del sector de movilidad europeo, preparándolo para la neutralidad climática en la segunda mitad del siglo. El paquete de movilidad limpia se propuso para garantizar que Europa tome medidas decisivas para reducir las emisiones en los campos del transporte y se mantenga competitiva.

Maroš Šefčovič, vicepresidente de la Comisión para la Unión de la Energía, reaccionó calificando como "otro paso creíble en la implementación del Acuerdo de París, pero también otro paso decisivo en apoyo de la competitividad a largo plazo de la industria europea, ya que esto estimulará la inversión en la cadena de valor de la UE, incluidas las baterías y otras tecnologías clave. Estamos enviando una señal política clara a la industria, los inversores, los clientes y las autoridades públicas”.

La importancia del acuerdo es que cada país, de la manera que prefiera, tiene que lograr el porcentaje de reducción establecido en la Unión Europea y ajustar sus políticas públicas con ese cronograma.

Por supuesto la decisión tuvo una fuerte reacción de la Sociedad Europea de Fabricantes de Automóviles quienes consideran que “lamenta que estos objetivos de 2030 estén impulsados únicamente por motivos políticos, sin tener en cuenta las realidades tecnológicas y socioeconómicas”.

Y dicen, literalmente, que estos objetivos de “CO2 extremadamente ambiciosos tendrán un impacto sísmico en los puestos de trabajo en toda la cadena de valor automotriz”, que emplea a unos 13,3 millones de europeos. “Para mitigar el impacto negativo de estos cambios estructurales, los responsables políticos deben actuar con rapidez presentando planes concretos para gestionar esta transición de empleo y habilidades de una manera adecuada”, dice la Asociación en un comunicado.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes