Lunes, 23 Septiembre 2019
Esmond Bradley-Martin, estadounidense de 75 años, pasó décadas recorriendo África y denunciando la muerte masiva de animales para extraer el material de sus cuernos.

Uno de los principales investigadores de comercio ilegal de marfil y cuerno de rinoceronte a nivel global fue encontrado muerto en su casa de Nairobi el domingo, informaron varios medios de comunicación.

esmond 1 ok

Esmond Bradley-Martin, un ciudadano estadounidense de 75 años, se dedicó durante décadas a investigar los mercados de productos silvestres en África y Asia. Y no lo hizo solo como activista, sino que además su destacado trabajo lo llevó a ocupar el cargo de enviado especial de la ONU para la conservación del rinoceronte.

Medios internacionales y agencias de noticias han informado que su cuerpo fue encontrado con una herida de arma blanca en el cuello. Por supuesto las autoridades de Nairobi y el departamento de Policía no han concluido la investigación, por lo que oficialmente no se puede decir aún que el asesinato esté relacionado con su trabajo.

"Esmond era conocido por su rigor absoluto y por la precisión de su metodología y sus reportes… siempre estuvo dispuesto a prestar sus décadas de experiencia al abordaje del comercio ilegal de la vida silvestre. El compromiso de Esmond de garantizar el futuro de los rinocerontes salvajes y los elefantes fue constante. Perder de esta forma a un conservacionista tan gentil y sabio es una tragedia impactante”, dijo Lisa Rolls, quien encabeza la campaña Feroz por la Vida de ONU Medio Ambiente.

Por otro lado  la conservacionista Paula Kahumbu advirtió en su cuenta de Twitter que el investigador estaba cerca de publicar reveladores estudios: “Esmond estaba a la vanguardia de exponer la escala de los mercados de marfil en Estados Unidos, Congo, Nigeria, Angola, China, Hong Kong, Vietnam, Laos y recientemente Myanmar. Él siempre colaboró con salvar a los elefantes y trabajó con muchos de nosotros compartiendo generosamente sus hallazgos y opiniones”.

El trabajo de Bradley-Martin sobre la dinámica de los mercados ilegales de vida silvestre proporcionó a varios países -incluida China- la información necesaria para cerrar esos mercados. Su investigación también fundamentó muchas de las decisiones de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), un acuerdo global que regula el comercio de productos silvestres.

La Fundación Save the Elephant y la propia ONU, también lamentaron en redes sociales la muerte del investigador.
0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes