Jueves, 26 Abril 2018

Banner CEID 728x90px

En Estados Unidos el llamado ciclón bomba ya deja por lo menos 19 muertos, mientras Sidney soporta la temporada más calurosa de las últimas 7 décadas.
clima collage 1 ok
En Estados Unidos las corrientes de agua se congelan; en Australia las montañas se incendian. / Fotos: laprensa.com.ni - elmundo.es


Hacia el extremo norte han sido catastróficas las olas de frío en América y en varios países de Europa, en el sur, hacia el Pacífico australiano, las autoridades están en alerta por un calor que no viven hace décadas y que podría provocar emergencias.

En Estados Unidos, una capa de aire ártico cubrió el pasado jueves la costa este y el medio oeste, creando condiciones peligrosas que obligaron al cierre de cientos de escuelas y afectando a los servicios ferroviarios de cercanías y aeropuertos. CBS News ha confirmado que al menos 22 muertes registradas en la zona han sido atribuidas al clima extremadamente frío y a las nevadas de los últimos días.

Desde Colombia, Avianca ha cancelado por lo menos 17 vuelos a destinos como Nueva York, situación que ha ocurrido con decenas de aerolíneas de todo el mundo con vuelos a Estados Unidos.

Usuarios de las redes sociales publican videos y fotos con inundaciones y carros congelados afectados por las severas condiciones climáticas.

Como ya lo había informado Catorce6 en el inicio del evento climático, las extraordinarias Cataratas del Niágara se han congelado y en decenas de ciudades las capas de hielo han cubierto completamente los vehículos. (Leer también:Frío extremo provocó la congelación de las Cataratas del Niágara)Frío extremo provocó la congelación de las Cataratas del Niágara)

Las cifras del contraste que vive América del Norte con Australia, lo dicen todo. La diferencia entre Sidney y la Costa Este de los Estados Unidos es de 68°c. Mientras en la costa norteamericana el termómetro ha marcado -23°c, en la capital australiana la temperatura ha llegado a 45°c.

Allí en Oceanía, los estados de Nueva Gales del Sur, Australia del Sur y Victoria en el sur y son hasta ahora los más afectados por una intensa ola de calor, fenómeno ocasional de la temporada de verano que ha provocado emergencias en diferentes localidades como Penrith y Richmond cerca a Sídney.

En Melbourne el calor intenso, el viento seco y la ausencia de lluvias han provocado cerca de 50 incendios forestales en los suburbios de la ciudad.

En 2009, los peores incendios forestales registrados en el país destruyeron miles de hogares en el estado de Victoria, matando a 173 personas y provocando heridas a 414 en un solo día, lo que fue bautizado por los medios locales como "Sábado negro". Los organismos de emergencia tomaron medidas para que esto no se repita en el calor más intenso que se vive en los últimos 78 años.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Banner Fijo Superior UniAndes