Lunes, 11 Noviembre 2019
La playa es un lugar protegido en el marco del programa europeo Natura 2000.

Protestas de ambientalistas evitaron que una pareja rusa celebrara su boda en una playa chipriota donde las tortugas marinas ponen sus huevos.
La isla de Chipre es una importante zona de reproducción para dos especies de tortugas marinas presentes en el Mediterráneo, y que son objeto de medidas de protección: la tortuga verde y la tortuga boba.

La indignación que provocó la suspensión de la boda comenzó después de que circularan en redes sociales varias fotos en las que se apreciaban máquinas de construcción junto a crías de tortugas en una playa de Latchi, en el noroeste de Chipre.

Tortugg                                                                               Foto tomada de GiraEnLaRed

Frente a la polémica provocada por esas imágenes, las autoridades locales, quienes habían autorizado la instalación de un escenario en la playa, delante del hotel de lujo que organizaba la fiesta, dieron marcha atrás. 

“Se había concedido un permiso con la idea de que no se iba a modificar nada en la playa”, declaró el jueves a la radio pública la prefecta de la región de Pafos, Mary Lambrou. “Cuando vimos lo que hicieron, intervinimos para que desmontaran la estructura exterior y que la fiesta se celebrara en el interior”, concluyó.

La estrella estadounidense Christina Aguilera, que había sido contratada para cantarle a la pareja en la playa, actuó finalmente en el interior del hotel. “La preservación de las tortugas en peligro prevaleció y la boda tendrá lugar en el interior del hotel”, tuiteó la cantante.

Ante estos hechos, George Perdikis, diputado ecologista declaró “Gracias a nuestra acción, hemos evitado un desastre ambiental que habría salpicado a Chipre en el mundo entero”.


0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes