Jueves, 19 Septiembre 2019
En la actualidad sólo quedan 11 clases de tortuga gigante en las islas Galápagos, cuatro menos que cuando Darwin desembarcó. Algunas superan el metro y medio de longitud.

Los bebés de tortugas gigantes en las Islas Galápagos deben vencer dificultades desde el momento que nace, con tan sólo 6 centímetros de longitud. Si logran sobrevivir a sus primeras semanas de vida pueden llegar a vivir hasta 150 años. 

Un equipo internacional de científicos rastrea desde hace años las migraciones de poblaciones adultas, pero las tortugas bebé son demasiado pequeñas para colocar en ellas los dispositivos GPS que usan en la actualidad.

Tortugas Galápagos1                                                                  Imagen de www.acam.wikia.com

Ahora será posible adherir nuevos dispositivos diminutos a las tortugas recién nacidas. Y sus señales serán captadas por potentes receptores en la Estación Espacial Internacional.

Según Stephen Blake, coordinador del programa de Ecología del Movimiento de las Tortugas Gigantes de Galápagos "al colocar estos transmisores ultralivianos en un gran número de tortugas bebé podremos seguirlas a lo largo de su vida. Podremos comprender en qué medida logran sobrevivir, y si no lo hacen, cuál es el problema. Entender esto es crucial para la conservación de las tortugas gigantes de Galápagos en el futuro".

Las tortugas de Galápagos son apenas un ejemplo de las muchas especies que serán monitoreadas desde la Estación Espacial Internacional gracias al proyecto de Cooperación Internacional Para la Investigación Animal desde el Espacio, ICARUS por sus siglas en inglés.

Se espera que un cohete ruso lleve a la Estación Espacial Internacional los receptores y equipo necesario en dos meses. Los chips de GPS serán en miniatura y especialmente adaptados a las tortugas bebé, que pesan al nacer apenas 60 o 70 gramos.

Tortugas Galápagos2                                                                 Imagen de www.larepublica.ec

"La razón por la cual la Estación Espacial Internacional es ideal para este proyecto es que allí pueden colocarse equipos muy pesados y potentes de hardware, con antenas muy sensibles que captan señales muy, muy débiles", explicó Blake.

La Estación tiene una órbita muy baja comparada con la mayoría de los satélites y cubre prácticamente toda la superficie de la Tierra dos veces cada día. Los prototipos de los dispositivos para las tortugas bebé pesan cerca de 5 gramos, señaló el experto.

Fuente bbc.com
0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes