Martes, 22 Octubre 2019

Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona y del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont, han descubierto huellas fósiles en la región de los Pirineos de una especie de reptil desconocida hasta ahora.

El reptil que pertenece a la especie arcosauromorfos, vivió hace 247 millones de años en el Triásico, un periodo geológico en el que todos los continentes estaban unidos en uno llamado Pangea y la cordillera era un conjunto de cuencas fluviales.

“Las nuevas huellas pirenaicas indican que estos animales, de aproximadamente medio metro de largo, usaban las cuatro patas para caminar, y a menudo dejaban marcas de la cola. De todas formas, algunas huellas evidencian una posible locomoción bípeda en momentos puntuales para ir más rápido”, señala el investigador del ICP Josep Fortuny.

HFFoto tomada de: www.abc.es

Esos hallazgos han arrojado nuevos datos sobre los vertebrados que vivieron durante el Triásico inferior y medio, un periodo que fue crucial para la recuperación de los ecosistemas después de la extinción de finales del Pérmico, hace unos 252 millones de años. Fue la más mortífera de la historia, mayor incluso que la que causó la extinción de los dinosaurios. Alrededor del 90% de las especies se extinguieron.

El ICP explica “durante el Triásico, la Tierra tenía una configuración muy diferente a la actual, y en este periodo geológico los Pirineos, situados en la zona ecuatorial del planeta, estaban formados por un conjunto de pequeñas cuencas donde se acumulaban sedimentos de origen fluvial que han dado lugar a rocas de una coloración típicamente rojiza, muy abundante en diversos lugares de los Pirineos, así como también en toda Europa”.

Los investigadores, que han publicado sus descubrimientos en la revista Plos One, han analizado las huellas fósiles (icnitas) que dejaron varios grupos de reptiles sobre estos sedimentos, así como de los ecosistemas donde vivieron. “Las icnitas son unos fósiles muy efímeros y de difícil conservación, pero gracias a la técnica fotogramétrica para obtener modelos 3D y a los moldes de silicona hemos podido identificar y preservar su registro”, explica Eudald Mujal, de la Universidad Autónoma de Barcelona.

HF2Foto tomada de: www.elmundodetehuacan.com

El investigador destaca que estas huellas “son evidencia de que los arcosauromorfos dominaron los ambientes fluviales de los Pirineos catalanes durante la recuperación de los vertebrados triásicos, poco después de la extinción en masa del Pérmico”

Entre las icnitas descubiertas, los investigadores constataron la presencia de una forma que no había sido descrita hasta ahora y que ha servido para establecer una nueva icnoespecie a la que han llamado «Prorotodactylus mesaxonichnus».

Fuente: ABC

 

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes