Viernes, 25 Junio 2021

Una vez más, Trump desmonta una ley ambientalista aprobada por el gobierno de Obama. Esta vez ataca leyes de protección animal para favorecer a cazadores.

En la región de Alaska, al noroeste de Estados Unidos, se ha dado vía libre para que los cazadores puedan disparar a osos que se encuentren en estado de hibernación, así como usar aeroplanos para rastrear la ubicación de sus presas. Esta nueva medida también incluye la caza de lobos, una especie muy común en dicha zona. Este es un ejemplo más de la decisiòn de Donald Trump de desmontar leyes ambientalistas aprobadas durante la administración de Barack Obama.

oso grizzlyFoto tomada de www.ososwiki.com

Irónicamente esta región de los Estados Unidos alberga cerca de 16 refugios de vida salvaje, abarcando un total de 30 millones de hectáreas. Bajo la ley anterior se prohibía cualquier táctica agresiva como disparar o atrapar lobos cuando estuvieran con sus crías, avistar osos desde aeroplanos para posteriormente cazarlos, atraparlos durante su hibernación, usar trampas de alambre o usar comida como carnada para obtener un buen avistamiento y poder dispararles.

Oso GrizzlyFoto tomada de footage.framepool.com 

Tras la toma de la decisión, organizaciones ambientalistas han levantado su voz de protesta en contra de la ley, mientras que organzaciones como la Asociación Nacional del Rifle la han celebrado. La preocupación de expertos conservacionistas y ambientalistas alrededor del mundo ha ido en aumento tras las consecutivas decisiones del nuevo presidente de Estados Unidos de desmontar la legislación ambiental aprobada por el gobierno anterior, entre ellas la más alarmante es la que se espera sea publicada en mayo, cuando se comunique si este país continuará o no bajo el Acuerdo de París para combatir el cambio climático.

Fuentes: The Independent.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes