Jueves, 16 Agosto 2018
Además de las restricciones, se obligará a los productores del material a asumir los costos de su limpieza y disposición.
desechos plasticosFoto: Pulzo.com

En una reunión extraordinaria este lunes, la Comisión Europea anunció nuevas normas incluyentes a los países de la Unión para los diez productos de plástico de un solo uso que se encuentran con más frecuencia en las playas y mares de Europa.


Esos productos representan el 70 % de todos los residuos marinos. Las nuevas son diferentes para cada producto. Por un lado, se prohibirá la comercialización de productos de plástico de un solo uso para los cuales haya alternativas asequibles. En el caso de los productos para los que no haya alternativas fácilmente disponibles, el objetivo será limitar su uso imponiendo un objetivo de reducción del consumo a nivel nacional, además de aplicar requisitos de diseño y etiquetado e imponer obligaciones de gestión y limpieza de residuos a los productores.


“La nueva normativa situará a Europa en la delantera en una cuestión con implicaciones mundiales”, señala la Comisión Europea. (Le interesa: Europa firma convenio para que todo el plástico sea reciclable en 2030)


De esta forma, las medidas concretas son:


Prohibición del plástico en determinados productos: Aquellos de un solo uso no podrán comercializarse cuando haya alternativas fácilmente disponibles y asequibles. La prohibición se aplicará a los bastoncillos de algodón (Conocidos como los copitos para los oídos), los cubiertos, los platos, los pitillos, los agitadores de bebidas y los palitos de soporte de globos de plástico, que deberán estar fabricados exclusivamente con materiales más sostenibles. Los recipientes de bebidas de un solo uso de plástico solo podrán comercializarse si sus tapas permanecen unidas a ellos.


Reducción del consumo: Los Estados miembros tendrán que reducir el uso de los recipientes alimentarios y de los vasos de plástico. A tal fin, pueden establecer objetivos de reducción a nivel nacional, ofrecer productos alternativos en el punto de venta o garantizar que no puedan proporcionarse de forma gratuita productos de plástico de un solo uso.


Obligaciones de los productores: Los productores contribuirán a cubrir los costos de la gestión y la limpieza de residuos, así como de las medidas de sensibilización en relación con los recipientes alimentarios, los envases y envoltorios, los recipientes y vasos de bebidas, las colillas de cigarrillos, toallitas húmedas, los globos y las bolsas de plástico ligeras. También se ofrecerán a la industria incentivos para desarrollar alternativas menos contaminantes a esos productos.


Objetivos de recogida: Los Estados miembros estarán obligados a recoger el 90 % de las botellas de bebidas de plástico de un solo uso de aquí a 2025.

Requisitos de etiquetado: Algunos productos deberán llevar una etiqueta clara y normalizada que informe sobre el modo de eliminación de los residuos, su impacto ambiental negativo y la presencia de plásticos en ellos. Este requisito se aplicará a las compresas higiénicas, las toallitas húmedas y los globos.

Medidas de sensibilización: Los Estados miembros estarán obligados a aumentar la sensibilización de los consumidores sobre los efectos negativos de tirar plásticos de un solo uso, así como sobre la disponibilidad de sistemas de reutilización y las posibles opciones de gestión de residuos para todos esos productos.


“Esta Comisión prometió que iba a ser ambiciosa en los grandes temas y a dejar el resto a los Estados miembros. Europa tiene que actuar unida para hacer frente a ese problema, ya que esos residuos acaban en nuestro aire, nuestros suelos, nuestros océanos y nuestros alimentos. Las propuestas presentadas hoy reducirán la presencia de los plásticos de un solo uso en nuestros supermercados gracias a la aplicación de una serie de medidas”, aseguró el vicepresidente Frans Timmermans, responsable de Desarrollo Sostenible en la Comisión.
0
0
0
s2sdefault

Banner Fijo Superior UniAndes