Martes, 23 Julio 2019
En el páramo de Guerrero, lleno de pastizales y cultivos, soldados hicieron uno de los pocos ejercicios de restauración de paramos que se han hecho. 

Los frailejones plantados son producto de la germinación y propagación de semillas que adelantan los soldados del Batallón Número Uno de Alta Montaña en el Sumapaz.

En el páramo de Guerrero, municipio de Cogua, un ecosistema que se extiende por un total de 41.035 hectáreas, del total de 44.789 (que surte el 15% del agua de Bogotá), al nororiente del departamento; se llevó a cabo la jornada de cierre de la misión del proyecto de adaptación a los impactos de cambio climático en regulación y suministro del agua para el área Chingaza-Sumapaz y Guerrero, a través de la plantación de 200 frailejones: “Este es uno de los pocos ejercicios de restauración de páramo que se han adelantado en el país. Nosotros estamos viendo y proyectando un ecosistema de páramo, donde actualmente solo se observan pastizales y cultivos", explicó Andres Felipe Oliveros Ariza, consultor de la Dirección de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

La reforestación con frailejones Espeletia grandiflora en la vereda Paramo Alto, ubicada en la reserva de Ucrania en el municipio de Cogua, hace parte de un proyecto piloto de restauración de frailejones en el municipio y que se quiere ampliar a otros municipios y otras microcuencas de intervención del proyecto. Esta siembra, que se hizo por primera vez en el municipio, fue catalogada por el Alcalde de Cogua, William Darío Forero, como una actividad clave para “la conservación y la preservación de nuestro medio ambiente para las futuras generaciones”.

Nov1cifrailejones militar                                                                Foto cortesía: Ejercito Nacional

Para Patricia Bejarano, representante de Conservación Internacional, “en este proceso de posconflicto y luego de la firma de los Acuerdos de paz, se ha incentivado mucho el trabajo del Ejército en torno a la restauración y la reconciliación entre la naturaleza y los seres humanos en el páramo”.
Por su parte, Alfred Grunwald, gerente del proyecto de adaptación de cambio climático del Banco Interamericano de Desarrollo, “el proyecto va a generar información, conocimiento específico sobre cómo el cambio climático va a impactar los ecosistemas de alta montaña y esa información puede ser combinada con proyectos específicos que puedan ayudar al desarrollo socioeconómico de las regiones”.

Cabe recordar que los efectos de las explotaciones de carbón, principalmente, se han sentido en el suelo, el agua, y el aire de esta región, por lo cual, esta plantación es un milagro, ya que estos frailejones captán las partículas que viajan con la niebla sobre las montañas, las gotas se deslizan por el tallo y se filtran por la tierra para irrigar a miles de personas.

El proyecto GEF es liderado por el Ministerio de Ambiente, con el acompañamiento del IDEAM, CAR, CORPOGUAVIO, el Acueducto de Bogotá y Conservación Internacional, con recursos de cooperación Internacional.


0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes