Jueves, 22 Octubre 2020

Altas temperaturas no sólo pueden dañar rápidamente frutas y verduras, sino que también pueden acelerar crecimiento de gérmenes que contribuyen a la intoxicación alimentaria

  Calor vehiculo alimentos 600En días de verano, la comida corre más riesgo de echarse a perder rápidamente/ConsumerReports

De acuerdo a un informe publicado en Consumer Reports, si las temperaturas dentro del automóvil son demasiado altas, estas pueden representar un peligro para la seguridad de los alimentos.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos -USDA- recomienda que la carne nunca se deje sin refrigerar por más de 2 horas, pero eso se reduce a solo una hora cuando la temperatura alcanza los 32 ° C. Según esta organización, las altas temperaturas, no sólo pueden dañar rápidamente frutas y verduras, sino que también pueden acelerar crecimiento de gérmenes que contribuyen a la intoxicación alimentaria. Asimismo, las bacterias continúan prosperando hasta que las temperaturas alcanzan aproximadamente los 60 ° C o 140 ° F, según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos - USDA. Los automóviles también pueden calentarse rápido. Por ejemplo, si la temperatura está a 26,6 ° C o 80 ° F  en el exterior, la temperatura del automóvil puede alcanzar 37,2 ° C o 99 ° F en solo 10 minutos y 42,7 ° C o 109 ° F en 20 minutos, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Estos son algunos consejos para mantener los alimentos frescos y seguros según el análisis de Consumer Reports:

Planificar. Durante la mayor parte del año, no importa mucho en qué orden se aborde la lista de tareas pendientes. Sin emabargo, no es así en verano. "Asegúrate de que hacer las compras es lo último que haces antes de ir directamente a casa", dice Suzanne Driessen, educadora de seguridad alimentaria en la Universidad de Minnesota.

Parquear a la sombra. Mantenerse alejado del sol directo puede ayudar a evitar que el automóvil se convierta en un horno.

Usar bolsas con aislamiento. Se puede comprar bolsas que vienen con forros más gruesos para mantener frías las comidas que requieren refrigeración. Algunos tienen espacio para paquetes más frescos. "Y llévelos a la tienda con usted, para que las bolsas no se calienten mientras compra, pero no los deje en el auto", dice Driessen. Para días muy calurosos o viajes largos, cuando regrese al automóvil, puede transferir los alimentos a un refrigerador. Si está usando un enfriador y tiene un largo recorrido, enfríe el interior de la nevera portátil antes de partir (y cárguelo con hielo nuevo o paquetes de gel antes de dirigirse a la tienda).

Comprar estratégicamente. Es importante hacer que los productos perecederos sean los últimos artículos que se pongan en el carro de compras, para que se mantengan frescos el mayor tiempo posible.

Estar atento a la carne y al pescado. Representan el mayor riesgo de inocuidad alimentaria relacionado con la temperatura, dice James E. Rogers, Ph.D., director de pruebas e investigación de inocuidad alimentaria en Consumer Reports. "Un aumento de la temperatura permite que las bacterias se multipliquen, especialmente los tipos que causan intoxicación alimentaria ", dice Rogers. La leche y los productos lácteos no enfrentan el mismo riesgo, ya que han sido pasteurizados. Aún así, "podría terminar con leche en mal estado", dice Rogers.

Empacar inteligentemente. Eso significa armar cosas similares, especialmente congeladas con congeladas. Se debe tener en cuenta que, si bien los artículos refrigerados también deben empacarse juntos, las carnes y el pescado deben empacarse por separado de otros alimentos para evitar la contaminación cruzada.

Evitar el baúl. Cuando regrese a su automóvil, no ponga los comestibles en el maletero, que suele ser la parte más caliente de un automóvil. En su lugar, coloque alimentos en la cabina con aire acondicionado . Y si bien puede pensar que es mejor ponerlos en el piso, fuera del sol, se mantendrán más fríos si circula aire a su alrededor. "Siempre pongo mis maletas en el asiento", dice Driessen. Y no empaques las bolsas demasiado juntas o perderás los beneficios del aire circulante.

Apresurarse. Si está recogiendo la cena en un restaurante, diríjase directamente a casa. La comida para llevar es tan susceptible a los problemas de seguridad como en el punto de comida.

Consultar entregas. Si le están entregando comestibles, el USDA recomienda hacer un seguimiento de su pedido para que pueda traerlos de inmediato. También verifique que los productos perecederos estén empacados en contenedores aislados o con paquetes de hielo.

Refrigerar de inmediato. Ya sea que compre o use un servicio de entrega, desempaque y guarde los productos perecederos de inmediato.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes