Jueves, 4 Junio 2020

Conocedores dicen que por tratarse de especies de consumo de poblaciones vecinas a estos ecosistemas, la pandemia puede agravar el tráfico por la crisis económica.

hicpix

Foto: Pixabay

Paradójicamente, las redes sociales en esta época de cuarentena han dado cuenta del goce de la fauna en distintos países, lo que podría agravar la situación de especies amenazadas victimas del tráfico ilegal.

En las últimas horas las autoridades ambientales lanzaron una alerta por la costumbre en zonas vecinas a los ecosistemas de tortugas, iguanas, babillas y otras especies, de comerlas en Semana Santa.

La Policía Nacional informó que en esta cuarentena los controles siguen, sobre todo porque “la gente no dimensiona lo que esto significa: se están llevando animales que cumplen roles biológicos en los ecosistemas”.

En vías, plazas de mercado y locales comerciales se llevan a cabo acciones de prevención, vigilancia y control al tráfico ilegal de fauna y flora silvestre.

Según información suministrada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible con el apoyo de WCS y remitida por 27 Autoridades Ambientales Regionales, se identificó que las especies más traficadas en regiones como el Caribe, el Pacífico, Orinoquía y Norte Amazónico, son la tortuga hicotea, ranas venenosas, tortuga morrocoy, oso perezoso y hormiguero, aves como loros y pericos, Mono blanco o maicero, tortuga mata mata y armadillo.

Así mismo, se evidenció en los registros de decomisos y/o incautaciones, especies nuevas objeto de tráfico ilegal con destino internacional, como son: arañas, cangrejos, hormigas carnívoras, manthis religiosa, ranas venenosas, Tortuga Mata-mata, entre otras.

La Dirección de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional, reportó que en lo que va corrido de este 2020 se han incautado 9563 especímenes de fauna silvestre en Colombia.

El ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, recordó que el tráfico ilegal de especies de fauna y flora es un delito y por eso invitó a: ‘Vivir esta Semana Santa en paz con la Naturaleza y a denunciar a quienes trafiquen, movilicen o comercialicen especies de la biodiversidad en nuestras carreteras, plazas o a través de redes sociales”.

El jefe de la cartera ambiental señaló además que para enfrentar este delito se han endurecido las sanciones en el país. 

Así, el Código Penal establece penas de entre 32 y 90 meses de cárcel, así como multas de hasta 15.000 salarios mínimos a quienes incurran en el delito de tráfico ilegal de animales silvestres (Artículo 328).

Las autoridades ambientales, en alianza con la Policía Nacional desplegaron en esta Semana Santa acciones de sensibilización, frente a la prohibición de preparación y venta de alimentos elaborados a base de especies silvestres o sus partes como: carne de hicotea o huevos de iguana.

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) informó que, en la Semana Santa pasada, las autoridades recuperaron 6.734 especímenes de fauna silvestre, además de 1.631 ejemplares de las palmas de cera y vino.

Video muestra la tragedia del tráfico de la tortuga hicotea

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes