Sábado, 5 Diciembre 2020

Con el estudio del linaje genético se toman decisiones precisas para combatirlo. En la investigación también participaron la U. Cooperativa de Colombia, el Imperial College de Londres y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

15844445856711

Foto: Elmundo.es

En un trabajo de investigadores encabezado por el Instituto Nacional de Salud (INS) y el Instituto Humboldt, fue descifrada la primera secuencia genética del virus SARS-CoV-2, que aporta a una iniciativa que se adelanta a nivel mundial para hacerle seguimiento al recorrido de este microorganismo, desde su aparición y durante el viaje que ha hecho a través del planeta.

El Instituto Humboldt informó que el estudio genético de los virus permite obtener información asociada a su funcionamiento y transmisión, dado que los virus mutan de persona en persona y de territorio en territorio, tienden a diversificarse en el transcurso de cualquier pandemia.

La secuenciación genética, por tanto, es una información vital que complementa los registros de número de casos reportados en un área geográfica específica.

Actualmente, se tienen disponibles cerca de 2.400 genomas del virus en distintas bases de datos que se alimentan constantemente, en la medida en que la pandemia se extiende por el mundo.

Para obtener el material genético se emplean tecnologías de secuenciación de ADN, tal como el secuenciador portátil Oxford Nanopore MinION que en cuestión de 10 a 12 horas arroja la información genética de muestras de cualquier organismo.

Para el caso del SARS-CoV-2, que tiene un genoma ARN, se debe hacer una conversión química para pasarlo a ADN, proceso conocido como retrotranscripción.

El Instituto Humboldt utiliza esta tecnología en sus investigaciones de información molecular para dar respuestas rápidas desde la genética en temas como tráfico ilegal de vida silvestre.

De acuerdo con Nicolás Franco, investigador delegado por el Instituto Humboldt en esta misión, “dado que la utilización de esta tecnología es transversal a cualquier otro sistema biológico fue posible aplicarlo a la identificación genética de este nuevo virus. Es una tecnología que se puede trabajar en condiciones de laboratorio muy básicas”, puntualizó.

Según esta primera secuencia genética del virus en Colombia, SARS-CoV2 llega al país el 26 de febrero de 2020 y pertenece a la segunda generación de una cadena de transmisión desde un caso importado originado en España.

“Esta primera secuencia genética del virus en el país aporta información clave al modelo matemático de la epidemia en Colombia de COVID-19 aumentando la capacidad de comprensión y análisis, para la toma de decisiones”, dijo la directora del Instituto Nacional de Salud, Martha Lucía Ospina.

La secuenciación del genoma del SARS-CoV-2 permite conocer las mutaciones características de este tipo de virus que cambian en la medida en que es adquirido. En síntesis, podría decirse que se trata de un archivo completo de su comportamiento a lo largo del tiempo y el espacio.

Tener los genomas del virus permite, además, desarrollar estrategias terapéuticas al tener acceso a sus cadenas protéicas que interactúan con las células del organismo que producen la infección, evidenciando el origen y la evolución de la enfermedad.

"Los datos genéticos del virus son útiles para detectar cambios en el virus, definir cadenas de transmisión, incluso en individuos en los que se desconoce la fuente de contagio, aparición de cepas y mejorías en los métodos de diagnóstico, aportando al estudio de la pandemia del COVID-19 en el país", explicó Marcela Mercado, Directora de Investigación del INS.

Secuenciador de bolsillo MinION

Esta tecnología de secuenciación pertenece a la compañía británica Oxford Nanopore Technologies. Es un dispositivo que utiliza la técnica de secuenciación mediante nanoporos. El proceso consiste en canalizar el ADN de forma directa al empujarlo a través de un poro suspendido en una membrana. Los cambios de corriente eléctrica que se producen durante su paso por la membrana, permite identificar los nucleótidos o letras que componen el ADN.

 

secuencidador

Foto: Inst. Humboldt

La energía necesaria para su funcionamiento se extrae de un puerto USB del computador al que está conectado el cual dispone de su propio programa de análisis.

Entre sus múltiples aplicaciones se destaca la posibilidad de utilizarlo fuera del laboratorio. (Con información de Oxford Nanopore Technologies).

La línea de Gestión de los Recursos Genéticos, adscrita al programa de Ciencias de la Biodiversidad del Instituto Humboldt, dispone de dos equipos que fueron adquiridos gracias al apoyo de la Gobernación de Boyacá en la puesta en marcha del proyecto Boyacá BIO.

La secuencia del genoma para Colombia ya se encuentra en las bases de datos mundial GISAID (www.gisaid.org) y NCBI (ncbi.nlm.nih.gov) donde puede ser consultada por la comunidad científica. La alianza continúa trabajando en nuevas secuencias genómicas que estarán siendo reportadas próximamente.

MinSalud entregó un ABC de relaciones sexuales durante la pandemia

Recomendaciones para desinfectar la ropa en época de coronavirus

0
0
0
s2smodern