Domingo, 29 Noviembre 2020

Ecopetrol instaló 6 puntos de control sobre los afluentes afectados y 76 líneas de barreras para contener el crudo.

Tibu 1 ok

Foto: Ecopetrol 

Una grave emergencia ambiental de presenta en Norte de Santander, específicamente en el municipio de Tibú en las veredas Guachimán y El Seis, luego de que terroristas presuntamente del ELN, atentaran contra el oleoducto Caño Limón – Coveñas.

La empresa de acueducto y alcantarillado de Tibú suspendió el suministro de agua debido al derrame de petróleo que cayó al río Tibú, el cual abastece a este sector y de manera inmediata las autoridades locales activaron el plan de contingencia. Por su parte, Ecopetrol dispuso de 9 carrotanques para el suministro de agua potable para 25.000 personas que hasta el momento se han visto afectadas.

En cuanto a la emergencia ambiental que se desarrolla en los ríos Tibucito y Samanes, se han dispuesto 6 puntos de control con 76 líneas de barreras que buscan contener la mancha de hidrocarburo. Las fuertes lluvias que se presentan desde la noche anterior han destruido al menos 24 de estas barreras instaladas y dificultan la contención del producto.

Alberto Escalante, alcalde de Tibú, explicó a medios nacionales que por lo menos 20 días tardarán para restablecer el suministro de agua mientras se descontamina el río.

Cabe recordar que este es el atentado número 14 en lo corrido del año perpetrado contra oleoductos, presumiblemente todos con autoría del ELN, pese a que está guerrilla había declarado un cese unilateral al fuego y acciones terroristas en Semana Santa.

 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes