Lunes, 21 Octubre 2019
Los datos recogidos ayudarán a mejorar el conocimiento existente sobre los procesos relacionados con el clima o la formación de agujeros en la capa de ozono.

“Sentinel-5 Precusor”, es el nombre del dispositivo que recopilará más de un millón de gigabytes en información clave para enfrentar el cambio climático.

“Observaremos la atmósfera y mediremos todos los gases que influyen en la contaminación y todo el aire que respiramos. Este nuevo equipo continuará con el trabajo que han hecho los satélites anteriores de la misión Copérnico”.

Satéliuta24.2                                                                         Foto tomada de ESA-EFE

Esas fueron las palabras de Kevin Mcmullan durante el lanzamiento del nuevo satélite que registrará la manera en que aumenta la contaminación en el planeta.

El satélite que fue diseñado por 30 empresas lideradas por Airbus y lanzado desde Rusia, estará a 2.600 kilómetros de distancia y se espera que entre los cinco y siete años que estará en funcionamiento, genere más de 1 millón de gigabytes, una capacidad que equivale a usar al mismo tiempo 213.000 DVDs.

Según Josef Aschbacher, director de los programas de Observación de la Tierra de la ESA, “este satélite es el primero dentro del programa Copérnico que se dedicará a monitorizar la química atmosférica, un parámetro importante para medir la calidad del aire y el cambio climático”.

La información recopilada será de utilidad para el seguimiento de cenizas volcánicas que influyen en la seguridad de los aviones, o para los servicios de alerta en altos niveles de radiación ultravioleta que pueden causar enfermedades de la piel.


0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes