Sábado, 6 Junio 2020

Germán Arce, ministro de Minas, criticó fuertemente la fórmula en que se plantea la pregunta de la consulta y defendió los beneficios de la “minería bien hecha”.

Fueron varias las críticas que planteó el ministro de Minas, Germán Arce, contra la Consulta Popular que un Tribunal de Ibagué avaló para que los ciudadanos decidan si se continúan los proyectos de minería en el municipio y sitios cercanos. Aunque dijo que no conoce la sentencia íntegramente, hizo duros cuestionamientos.

 

minminas

 

Foto: @Minminas

 

El primer gran reparo lo hizo a la pregunta que se va a hacer en la Consulta Popular, que es: ¿Está usted de acuerdo, sí o no, con que en el municipio de Ibagué se ejecuten proyectos y actividades mineras que impliquen contaminación del suelo, pérdida o contaminación de las aguas o afectación de la vocación agropecuaria y turística del municipio?

Arce alegó que la misma es sesgada y no permite que se haga un análisis riguroso. “Conocemos la pregunta y déjeme aventurarme a contestarla; cuando usted le pregunta a un ciudadano responsable si está de acuerdo sí o no, con que cualquier territorio del país ejecute proyectos mineros que contaminen el suelo o las aguas pues yo votaría que no. Pero esa no es la minería que queremos hacer, nosotros no promocionamos ni protegemos actividades que acaben con el medio ambiente”, dijo en entrevista a la W.

Advirtió sobre el impacto que la consulta podría tener en el sector minero y defendió vehementemente los beneficios de estas iniciativas. Dijo que “es una actividad esencial para la economía que produce 350 mil empleos en todo el país, que produce rentas y que definir el futuro de esa actividad es una discusión de un orden superior que debe respetar los derechos de los individuos involucrados en este proceso”.

Por supuesto el ministro ha dicho que la urgencia está en combatir la minería ilegal que tiene efectos más adversos contra el medio ambiente y ha impulsado una campaña en redes sociales subrayando las ventajas de la actividad legal. En la cuenta oficial de la cartera se ha ocupado gran parte del día señalando cifras sobre minería como los 10 billones en regalías que ha dejado en 5 años, 1’750.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos, que 1 de cada 100 proyectos se convierte en una mina y que la percepción positiva de la actividad alcanza el 74%.

El alcalde de Ibagué Guillermo Alfonso Jaramillo, gran promotor de la consulta, se anticipó a este tipo de críticas. Sobre la forma cómo está planteada la pregunta aseguró que “nosotros queremos que la gente entienda qué estamos buscando y la pregunta ya pasó la revisión de constitucionalidad. Estamos jugándonos una oportunidad importante para que participe la gente sobre el uso de su suelo, nosotros ya podríamos poner freno a esos proyectos porque la Corte defendió la autonomía territorial pero a la final queremos es que la ciudadanía participe”.

Además asegura el mandatario local que diferentes decisiones del Consejo de Estado y del Tribunal del Tolima han defendido su tesis del daño ambiental que están dejando los trabajos mineros que ya están en ejecución. “Nosotros tenemos la razón porque van a ser contaminantes de las aguas, nosotros no queremos terminar como La Guajira, ese es un concepto nuestro que vamos a someter a decisión de la ciudadanía, una ciudadanía que está muy informada y concientizada y por eso el 3 de junio tuvimos la marcha más grande de toda la historia, 120 mil personas marchando contra la contaminación del agua”.

Por ahora la opinión pública, especialmente la ciudadanía en el Tolima, se encuentra pendiente de la decisión final sobre la fecha de la consulta que tiene un umbral alto, pues tendrá que conseguir más de 130 mil votos, es decir el doble de los obtenidos por el propio alcalde Jaramillo para llegar al cargo.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes