Viernes, 10 Julio 2020

A la fecha es mayor el número de energías renovables pero prevalece el de las no renovables. Conozca las diferencias entre los dos grandes tipos de energía.

  Energias renovables


Según la empresa de Servicios Energéticos de España Remica y autora de la infografía, las energías renovables son recursos limpios y casi inagotables que proporciona la naturaleza. Por su carácter autóctono contribuyen a disminuir la dependencia de nuestro país de los suministros externos y favorecen el desarrollo tecnológico y la creación de empleo.


Por otro lado, las energías no renovables son aquellas cuyas reservas son limitadas y, por tanto, disminuyen a medida que se consumen. A medida que las reservas son menores, es más difícil su extracción y aumenta su coste. Se consideran energías no renovables el petróleo, el carbón, el gas natural o la energía nuclear.


Tipos de energía renovables

Energía solar. La radiación solar se puede aprovechar para producir electricidad o calor. Se trata de energía solar fotovoltaica cuando la radiación solar que incide en unos módulos diseñados para tal fin generan energía eléctrica por efecto fotovoltaico. Se trata de energía solar térmica cuando se utiliza la radiación solar directa concentrada para el calentamiento de un fluido.


Hoy en día, el calor y la luz del Sol puede aprovecharse por medio de diversos captadores como células fotovoltaicas, helióstatos o colectores térmicos, pudiendo transformarse en energía eléctrica o térmica.


La energía solar fotovoltaica consiste en la obtención de electricidad obtenida directamente a partir de la radiación solar mediante un dispositivo semiconductor denominado célula fotovoltaica, o bien mediante una deposición de metales sobre un sustrato denominada célula solar de película fina.


Energía hidráulica; Si el agua retenida en embalses o pantanos a gran altura se deja caer hasta un nivel inferior, esta energía se convierte en energía cinética y, posteriormente, mediante una central hidroeléctrica, se transforma en electricidad.


Energía del mar: El mar también puede ser utilizado como fuente de energía para producir electricidad. Cuando se aprovecha el movimiento de las olas, se denomina energía undimotriz, cuando se aprovechan las mareas es energía También se pueden aprovechar las corrientes marinas, la térmica oceánica y de ósmosis para generar energía.


Energía eólica: Es la energía cinética contenida en las masas de aire en la atmósfera. A través de los ‘molinos de viento’ estratégicamente ubicados, es posible transformar esta energía en electricidad.


Biomasa: La materia orgánica también puede aprovecharse como fuente de energía. Existen varias materias orgánicas que se pueden aprovechar como biomasa, por lo que se trata de una fuente de energía muy heterogénea.


Esta puede ser obtenida a partir de aquella fuente no convencional de energía renovable que se basa en la degradación no espontánea o inducida de cualquier tipo de materia orgánica que ha tenido su origen inmediato como consecuencia de un proceso biológico y toda materia vegetal originada por el proceso de fotosíntesis, así como de los procesos metabólicos de los organismos heterótrofos y que no contiene o que hayan estado en contacto con trazas de elementos que confieren algún grado de peligrosidad.


Existen procesos termoquímicos que mediante reacciones exotérmicas transforman parte de la energía química de la biomasa en energía térmica. Dentro de estos métodos se encuentran la combustión y la pirólisis. La energía térmica obtenida puede utilizarse para calefacción; para uso industrial, como la generación de vapor; o para transformarla en otro tipo de energía, como la energía eléctrica o la energía mecánica.


Geotermia: Bajo la superficie de la Tierra existe un gran volumen de energía en forma de calor que puede aprovecharse tanto para producir energía eléctrica (en yacimientos de alta temperatura, superiores a 100-150 grados centígrados) o energía térmica.

Ventajas de los tipos de energía renovable:
• No contaminan y son respetuosas con el medio ambiente, por lo que también se denominan “energías limpias”.
• Son más seguras para la salud de las personas ya que no generan residuos y son fáciles de desmantelar.
• Tienen un potencial prácticamente ilimitado para producir energía ya que se generan a partir de fuentes ‘inagotables’ como el sol, el viento, el movimiento del agua, etc.
• Contribuyen a crear puestos de trabajo en un nuevo sector, y su impacto económico es especialmente positivo para la región en la que se instala.

Energías de origen no renovable:


El petróleo: Este líquido viscoso de color verde, amarillo, marrón o negro está constituido por distintos hidrocarburos (compuestos formados por átomos de carbono e hidrógeno en cantidades variables). La formación del petróleo comenzó hace millones de años, cuando la Tierra era un planeta cubierto de agua. Con el paso del tiempo, los procesos geológicos y la acción bacteriana sobre la materia orgánica acumulada en el fondo del mar dio lugar a esta mezcla de hidrocarburos.


El gas natural. Esta fuente de energía fósil consiste en una mezcla de hidrocarburos. Al igual que el petróleo, su existencia se debe a la acción bacteriana de miles de años bajo tierra.


El carbón. Roca formada por carbono y otras sustancias. En el año 1990 suministraba más del 27% de la energía comercial de todo el mundo.


La energía nuclear de fisión se obtiene al bombardear, con neutrones a gran velocidad, los átomos de ciertas sustancias. La sustancia más usada es el uranio-235, aunque también se usan el uranio-233 y el plutonio-239.


El artículo explica que los tipos de energía no renovable se llevan utilizando durante muchas décadas por los seres humanos y, en consecuencia, existe un gran volumen de tecnología basada en ellas.


Sin embargo, llama la atención que se trata de tipos de energía basado en recursos finitos, que terminarán por agotarse, lo que hace que sea necesario buscar alternativa para cubrir la demanda energética futura de la sociedad. Por otro lado, el empleo de energías no renovables también genera residuos y emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, por lo que, a gran escala, representan un gran riesgo para la salud de las personas.


En Colombia:
La Ley 1715 de 2014 promueve la utilización de las ‘Fuentes no convencionales de energía’, principalmente aquellas de carácter renovable. Gracias a esta ley, en Colombia se permite la conexión de tecnologías como la fotovoltaica, eólica y biomasas a la red convencional. La Resolución 030 del 2018 regula las actividades de autogeneración a pequeña escala y de generación distribuida en el Sistema Interconectado Nacional, entre otros aspectos.

El Decreto 0570 de 2018 del Ministerio de Minas y Energía, establece los lineamientos de política pública para la contratación a largo plazo de proyectos de generación de energía eléctrica y establece como uno de sus objetivos mitigar los efectos de la variabilidad y cambio climático a través del aprovechamiento del potencial y la complementariedad de los recursos energéticos renovables disponibles, que permitan gestionar el riesgo de atención de la demanda futura de energía eléctrica.


La UPME tiene a disposición EL atlas del Potencial Hidroenergético de Colombia, herramienta de conveniencia nacional que garantiza la planificación adecuada para el abastecimiento energético del país. También cuenta con el Atlas Interactivo Climatológico de Radiación solar y Vientos


Según Asorenovables (Asociación Colombiana de Energías Renovables), en Colombia para 2018 se habrán instalado 12.633 MW de capacidad hidroeléctrica – la séptima parte del inventario de 93.063 MW de recursos hidroeléctricos (ESEE 1979).


Acorde a esta asociación, aún con cambio climático, restricciones ambientales, consultas previas, el sector percibe que esta capacidad a futuro se puede cuadruplicar de manera sostenible ya que el país ha basado la generación eléctrica en la Energía Convencional.


Para conocer más acerca de las cifras en el país lea el informe de Integración de las energías renovables no convencionales en Colombia  y el de Alternativas para la inclusión de FNCER en la matriz energética colombiana 

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Editorial

Banner Fijo Superior UniAndes