Martes, 18 Diciembre 2018
Los frutos de los árboles de trupillo y olla de mono serán la materia prima de proyectos agrícolas sostenibles que apoyarán la economía de campesinos del Atlántico, especialmente en tiempo de sequía.
 
La iniciativa es desarrollada por la Fundación Innovar Campo Caribe, liderada por un grupo de jóvenes que pretenden aprovechar los frutos de estas especies que abundan en la región Caribe y que son poco aprovechados. (vea también: El incomprendido y “feo” bosque seco logra protección).
 
Érika Guzmán, directora del proyecto, explica que la semilla del trupillo será usada en la producción de una harina que es de amplio consumo en países como Perú y Argentina por su alto contenido proteínico. Señala que, además, la semilla de la olla de mono produce un aceite que es importado especialmente por países europeos para la producción de cosméticos, entre otros elementos.
 
imagen banner 1
 
Hemos ejecutado un proceso de sensibilización, cultivo, cosecha y seguimiento posterior al plan piloto, con el fin de crear una plataforma tecnológica que sustente la producción de dichos árboles en el Atlántico", explica Guzmán. 
 
En consecuencia, iniciaron con la reforestación de tres hectáreas en el corregimiento de Hibácharo. A cuatro meses de haber iniciado el proyecto, los miembros de la fundación reportan que ya sembraron 400 árboles de trupillo.    
 
foto siembra 3    
El proyecto está en implementación desde hace cuatro meses.
Fotos: Cortesía Fundación Innovar Campo Caribe
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes