Martes, 18 Junio 2019
La contaminación de estos productos es tan alta que representan un peligro para la salud y contribuyen a las enfermedades respiratorias.
contaminacion
Foto: Mark Ralston / Getty Images
 
Los automóviles ya no son los principales contribuyentes a la contaminación del aire urbano. Productos de limpieza para el hogar, pesticidas, pinturas y perfumes, ya contaminan el aire urbano tanto como las emisiones de los vehículos de motor, por sus volátiles derivados del petróleo.

Esa es la conclusión de un nuevo estudio llevado a cabo en la ciudad de los Ángeles, Estados Unidos y  presentado en la reunión anual de AAAS, que publica la revista Science. 

Esta investigación además encuentra que los adhesivos y otros productos de consumo industrial añaden tanto a la contaminación del aire como la emisión de gases que producen vehículos de transporte público.

Los investigadores examinaron los compuestos orgánicos volátiles (VOC por su sigla en Ingles). Estos VOC reaccionan con el aire para crear ozono y, por separado, producen partículas finas, lo que contribuye a la suciedad del aire. Ambos contaminantes del aire representan un peligro para la salud y contribuyen a las enfermedades respiratorias, especialmente en las zonas urbanas donde las emisiones tienden a ser más altas. 

Hace tiempo se considera que las emisiones de gases de los automóviles son los principales contribuyentes a este tipo de contaminantes atmosféricos. Pero la nueva investigación examinó las estadísticas de las producciones químicas de las agencias industriales y gubernamentales, encontrando productos como pesticidas, recubrimientos, tintas, adhesivos y productos para el cuidado personal, como los perfumes y el champú que producen más del doble de las emisiones de gases que los automóviles.
 
Debido a que la mayoría de las personas usa los productos que fabrican compuestos orgánicos volátiles (VOC) en sus casas, los investigadores también compararon las emisiones en edificios y centros comerciales con mediciones en Los Ángeles, California. Descubrieron que la concentración de compuestos de emisión en los hogares era siete veces mayor que en el aire ambiente de las calles de la ciudad. Eso significa que la contaminación del aire proviene cada vez más de los productos de consumo masivo de hogar e industria, más que del sector del transporte.
 
Estos productos se usan en casas donde las personas pasan la mayor parte de su tiempo, lo que significa que su uso representa un riesgo para la salud que requiere regulaciones actualizadas, concluye el estudio.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes