Jueves, 13 Diciembre 2018
La Fundación Macuáticos hizo la denuncia en redes sociales y expuso las fotografías del animal, que ya le da la vuelta al mundo.
ballena
                                                                                  Ballena mutilada en el Pacífico. 

Las imágenes son verdaderamente alarmantes e incluso el Gobierno ya anunció que elevará consultas a nivel internacional. Se trata de una ballena que fue avistada en el Golfo de Tribugá, Chocó, con su parte posterior mutilada. Según la Fundación Macuáticos, que hizo el avistamiento, la herida del animal fue producido por una malla de pesca.

“Ayer, mientras trabajábamos en asociación con Ecohotel Punta Brava, Felipe Mesa, Francisco Acosta y PhYsic, tuvimos un avistamiento muy triste con una ballena amputada por una malla de pesca en el Golfo de Tribugá”, denunció la Fundación en una publicación en Facebook donde se apreciaban las imágenes.

“Es lo más devastador que he observado en mis años de trabajo con mamíferos acuáticos. Nuestras elecciones como consumidores tienen profundos efectos en los ecosistemas. Elige los productos de la pesca artesanal”, dijo Natalia Botero, que fue la profesional que tomó las fotos.

Ante la gravedad de la situación, la Dirección de Asuntos Marinos Costeros y Recursos Acuáticos del Ministerio de Ambiente, con el apoyo de la Fundación Omacha y el presidente de la Fundación Cethus (Argentina), Miguel Iñiguez Bessega, anunció que ampliará las debidas consultas al Panel de Expertos en Varamientos de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) con el fin de esclarecer las posibles causas de tan lamentable suceso y poder priorizar acciones para la conservación y protección de los mamíferos marinos de la región.

Frente a los reportes fotográficos de la Fundación Macuáticos, donde se evidencia una ballena con mutilación de su parte posterior, el ministro de Ambiente Ricardo Lozano invitó a los colombianos para que en época de migración de ballenas a la Costa del Pacífico colombiano, recuerden proteger y conservar esta especie de gran valor biológico para el patrimonio ambiental del país. "Es una gran responsabilidad", subrayó.

Añadió que las actividades antrópicas o desarrolladas por el hombre en los océanos, no pueden atentar contra la integridad de esta especie, y en general de la fauna marina. “En esta administración nuestro patrimonio biodiverso será protegido, propósito en el cual no estamos solos. Formamos parte del grupo de Buenos Aires en el marco de la Comisión Ballenera Internacional. Ella garantiza la conservación y apoya el uso no letal de estas especies" apuntó Lozano.

Comenzando junio y hasta mediados de septiembre, las aguas del Pacífico colombiano reciben a más de 3.000 ejemplares de ballenas jorobadas, pero es entre julio y agosto cuando llega la mayor cantidad con el fin de aparearse y dar a luz a sus ballenatos.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes