Jueves, 16 Agosto 2018
Según las autoridades del departamento, la venta y consumo del Pez Mota podría “convertirse en una problemática de salud pública”.
pez mota
Imagen de referencia. / Foto: El Espectador

Las secretarías de Agricultura y Salud de Cundinamarca, la Autoridad Nacional de Pesca y el Invima alertaron de urgencia a los pobladores del departamento sobre el riesgo que representa para la salud pública el consumo del Pez Mota, que hoy en día se comercializa en varios municipios como Capaz.

Este pez es originario de Brasil y, gracias a sus similitudes externas, es contrabandeado y comercializado suplantando al Capaz, especie apetecida proveniente del río Magdalena.

El problema es que el Pez Mota tiene un alto contenido de mercurio, como consecuencia de la contaminación de la cuenca hidrográfica del Orinoco, por la práctica de la minería ilegal.

“La comercialización indiscriminada de este pez amenaza con convertirse en una problemática de salud pública, situación que requiere del trabajo conjunto de las entidades del sector público y de la concientización inmediata de las comunidades, pues el mercadeo de esta especie implica el consumo de un alimento con niveles de mercurio superiores a los permitidos para el humano”, aseguró Erika Sabogal Castro, secretaria de Agricultura del departamento.

Desde agosto de 2017, la Resolución 1710 de 2017 de la Autoridad Nacional de Pesca y Acuicultura prohíbe la pesca del pez mota en la Orinoquia y su comercialización en el territorio colombiano.

Ya en la pasada Semana Santa se reportaron decomisos superiores a una tonelada de Pez Mota en plazas de mercado de Soacha y Girardot, entre otras. Lo que quiere decir que su comercialización se estaría dando de forma masiva.

Además hay un efecto colateral grave y es que para la captura de esta especie se sacrifican miles de delfines rosados en Brasil, cuya carne es el anzuelo más efectivo para conseguir el mota, cazarlo y terminar metiéndole a la gente gato por liebre.
0
0
0
s2sdefault

Banner Fijo Superior UniAndes