Lunes, 23 Septiembre 2019

Cada vez que se presentan fuertes lluvias, como las que empieza a vivir el Valle del Cauca, las autoridades ambientales vuelven a preocuparse por el jarillón del río Cauca, una estructura en mal estado que rodea a Cali por el oriente y la cual representa una bomba de tiempo para 900 mil personas que viven a su sombra.

Si el nivel del río Cauca crece o si llegara a romperse el dique, el 70% de las aguas residuales serían inmanejables y cerca del 80% de la ciudad se quedaría sin suministro de agua, debido a que dos plantas de tratamiento están ubicadas en esa zona de la ciudad. Se trata de un muro de 17,5 kilómetros de extensión de largo por 1,70 metros de alto que desde hace años presenta boquetes y debilitamientos por cuenta de las raíces de los árboles y perforaciones hechas por las hormigas arrieras. A ello se suma el mal manejo de escombros y las tuberías ilegales de agua y alcantarillado.

Un estudio realizado hace tres años por una comisión conformada por técnicos holandeses y la Corporación Osso, contratada por el Estado, determinó la situación ante un fuerte invierno, concluyendo que a lo largo del dique existen 6 puntos críticos que podrían causar una tragedia anegando principalmente al corregimiento de Navarro y las comunas 21, 7, 6, 13 y 14. Posteriormente resultarían afectadas las comunidades 5, 8, 12, 16 y 15.

El jarillón del río Cauca fue construido hace 50 años, pero desde hace 30 empezó a desaparecer por los asentamientos que a la fecha alcanzan 27 construcciones irregulares conformadass por 5.953 familias, según el último reporte de la Procuraduría.

El gerente del Fondo Nacional de Adaptación, Germán Arce, dice que para evitar un desastre las entidades deben comenzar cuanto antes las obras de reforzamiento del jarillón. De no hacerlo, Cali tendría pérdidas catastrófica estimadas en $7 billones y tardaría 25 años en reconstruirse. Entretanto, adelantar las obras preventivas costaría $1 billón, cuyos recursos ya están garantizados por el Gobierno nacional.

El pasado fin de semana, la Corporación Autónoma Regional (CVC) dio a conocer la primera etapa del trabajo en el jarillón, que constituye el 30% del proyecto total. Juan Camilo Vallejo, ingeniero ambiental de la CVC, explicó que los trabajos consiste en el reforzamiento y reconstrucción del tramo del dique paralelo al Canal Interceptor Sur y de 400 metros del jarillón del río Cauca para evitar la erosión que causa el río en algunos sectores. Las obras, que también incluyen el reforzamiento y reconstrucción de la estructura en la margen izquierda y en la margen derecha del río Cali, durarán 13 meses y costarán unos 57.000 millones de pesos.

 

El PaísPara la CVC, una tragedia causada por inundación a la ciudad de Cali, puede darse en cualquier momento,
hoy, en 50 años, en 5 años o en menos tiempo; depende del nivel de lluvias. / Foto: Cortesía El País

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes