Sábado, 15 Agosto 2020

La estrategia del proyecto incluyó la aplicación de estímulos para que re-aprendieran a buscar su alimento, a temer a sus depredadores y ejercitar su capacidad del vuelo.

 lorofoto3

Fotos: Corantioquia


17 loras barbiamarillas, una de las especies más traficadas y tenidas como mascota ilegalmente en el país, fueron liberadas en el Bajo Cauca antioqueño, después de haber recibido atención médica, nutricional y readaptación biológica durante 15 meses, en la que se buscó que recuperaran aptitudes para vivir libres en su medio silvestre.

Las loras provenían de los centros de atención del Área Metropolitana de Valle de Aburrá y Corantioquia.

Explicó Corantioquia que, allí fueron unidos en grupos consolidados, que es la forma como se encuentran y protegen en la naturaleza, y luego de esto se adelantó el proceso de adaptación, el cual incluyó la familiarización con frutos silvestres que pueden encontrar en la zona de liberación, así como la aplicación de estímulos para que aprendieran a buscar su alimento, a temer a sus depredadores y ejercitar su capacidad del vuelo.

Ante su positiva respuesta, se procedió a seleccionar dos predios reubicadores en el Bajo Cauca, donde se construyeron encierros para facilitar la adaptación de los animales a las condiciones del lugar, y posteriormente se liberaron en el mismo sitio.

En los dos grupos de loras, uno de 8 y otro de 9 individuos, se contó con un dispositivo de monitoreo que permite obtener datos de su comportamiento en libertad, el cual ha sido positivo hasta este momento. Adicionalmente, se hicieron jornadas de sensibilización con la comunidad aledaña a las zonas de liberación, para informarle del proceso y de la importancia de este animal en el ecosistema.

fotoloro1

 

lorofoto4


La recuperación y liberación de las loras hizo parte del proyecto de doctorado en Ecología de la bióloga Ana Cristina Fernández, el cual realiza en la Universidad Nacional, con financiación de Colciencias; el proceso se ejecutó con el apoyo del equipo de fauna silvestre del convenio entre el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y la Universidad CES.

En 2019 ingresaron al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre del Área Metropolitana del Valle de Aburrá 396 loras del género Amazona, 139 de ellas barbiamarillas, y al Hogar de Paso de Corantioquia 80 individuos, 31 de ellos de la especie liberada.

“En ambos espacios este es uno de los animales que más ingresa, muchas veces con graves deformidades; problemas nutricionales como hígado graso, plumas recortadas para restringir su vuelo o picadas por ellas mismas debido al estrés que genera el cautiverio; y con vocalizaciones atípicas o “hablando”. Este comportamiento es considerado aberrante, además de una expresión del maltrato animal, pues no es propio ni natural de la especie”, señalaron desde Corantioquia.

“También, al permanecer con personas por mucho tiempo, tienen problemas para reconocer e interactuar con sus congéneres, lo que hace muy compleja la perspectiva de su liberación”, agregaron.

Sin embargo, el convenio entre el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y la Universidad CES se ha enfocado en recuperar grupos de psitácidos, es decir, loras, guacamayas, cotorras y pericos, enfocándose en resolver estas condiciones.

Desde junio del 2019, se han liberado 47 pericos reales (Brotogeris jugularis), 24 cotorras carisucias (Eupsittula pertinax) y 12 guacamayejas (Ara severus), que con las loras recientemente liberadas suman 100 psitácidos que retornaron a su hábitat.

 Loros, tortugas y serpientes rescatados de traficantes regresan a su hábitat natural en Puerto Boyacá

Granjas de amapolas en India son atacadas por 'loros adictos'

 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes