Martes, 10 Diciembre 2019

Con la campaña “Navidad sin musgo”, la Secretaría de Ambiente pretende proteger la comercialización de líquenes, chamizos y barbas de viejo.

Musgo 1 ok

Foto: visualhunt.com

Se acerca la época de fin de año y con ella el uso indiscriminado de musgo, líquenes, chamizos y barbas de viejo, plantas que se ven supremamente amenazadas ya que las familias las han utilizado en sus adornos navideños por cientos de años.

La administración distrital empezó con una agresiva campaña llamada “Navidad Sin Musgo” para prevenir el uso de las plantas y de paso el tráfico ilegal de especies silvestres las cuales son extraídas de los Cerros Orientales y zonas de importancia ecológica en la época de fin de año.

El musgo cumple unas funciones específicas dentro de los ecosistemas que rodean a la capital, actúa como regulador en el ciclo hídrico, ayuda a la formación del suelo y retiene agua que dosifica en las épocas de sequía. Por eso la importancia de tomar conciencia y evitar la comercialización de este.

Cabe recordar que las personas que sean sorprendidas traficando con este tipo de especies se verán expuestas a sanciones de hasta 3.500 millones de pesos de acuerdo con lo establecido en la Ley 1333 de 2009. De igual manera, el Código Penal contempla penas entre cuatro (4) a nueve (9) años de prisión y multas hasta de treinta y cinco mil (35.000) salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Según la Secretaría de Ambiente, en la administración Peñalosa se han logrado incautar 9 bultos de musgo, equivalente a 90 kilogramos.

 

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes