Lunes, 14 Octubre 2019

El animal presentó una grave herida en su ojo izquierdo y fue recuperado por Corpocesar para su atención.

PHOTO 2019 07 01 11 08 50

Foto: Corpocesar

El ejemplar de búho de anteojos (Pulsatrix perspicillata), también conocido como lechuzón de anteojos, fue rescatado y entregado a la seccional de Aguachica de Corpocesar, donde está siendo atendido tras sufrir un grave golpe al chocar de frente contra cables eléctricos.

“Recibimos el ave por parte de los empleados de la empresa Gran Tierra Energy, se encontraba aturdido, exhausto por el cansancio de intentar volar y no poder conseguirlo, presentaba una herida en su ojo izquierdo, consecuencia del golpe al chocar con algún cable de la alta tensión de la zona”, manifestó Julio Fernández, coordinador de la seccional de Corpocesar en el municipio de Aguachica.

El búho que esta siendo atendido en el Centro de Atención y Valoración de Fauna y Flora Silvestre de Corpocesar- CAVFFS, está respondiendo bien al tratamiento y se espera sea liberado en próximos días.

“El ave pesó 480 gramos y llegó con un traumatismo en el cráneo del lado izquierdo de la cabeza, lo que generó una hemorragia en los vasos sanguíneos del globo ocular. Él ha reaccionado bien al tratamiento y esperamos que continúe así para su rehabilitación y posterior liberación”, dijo Gerardo González, médico veterinario de la Red de Fauna y Flora Silvestres de Corpocesar.

Los búhos de rostro negro y anteojos blancos son aves nocturnos y solitarios, habitan en las selvas tropicales, bosques montañosos, pantanos arbolados y sabanas. Su dieta está constituida de grandes insectos, ranas arborícolas, aves pequeñas, murciélagos y cangrejos.

Son hábiles cazadores nocturnos, se sitúan sobre ramas y se quedan observando detenidamente el momento de la captura de su presa. Su canto es un llamado largo y grave, las parejas tratan de cantar juntos en periodos reproductivos para marcar su territorio.

Corpocesar entregó algunas recomendaciones en caso de hallar herida a un ave rapaz:

• Para prevenir o evitar que el animal se lesione más, es aconsejable taparlo con una prenda de ropa o una manta. Al no ver la luz, el ave se tranquiliza automáticamente y será más fácil sujetarlo.
• En el caso de aves rapaces se debe tener especial cuidado con picos y garras.
•Dejarlo en una caja de cartón tapada y en un ambiente tranquilo. Deberá tener unos pequeños orificios para que el ave pueda respirar.

La Policía Nacional y Corpocesar entregan líneas telefónicas en caso de tener dudas frente a cómo actuar en alguno de estos casos: 5713284 - 5713284 (Pol.) 310 472 5309 (Corpocesar).

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes