Sábado, 15 Mayo 2021

Un niño de 8 años perdió la vida luego de ser atrapado y sumergido por un caimán aguja en inmediaciones del parque natural Tayrona. Según el reporte de las autoridades, el hecho se presentó en cercanías a la desembocadura del río Piedras, una zona de poca profundidad.

Testigos del hecho, contaron que el menor de edad, que residía cerca al sitio del percance, se encontraba en compañía de varios amigos y familiares nadando en el río cuando el réptil, de unos 2 metros, se apareció de la nada y tras tomarlo por el pie lo sumergió hasta el fondo ante la mirada atónita de sus acompañantes.

De inmediato se inició la búsqueda del niño, primero por parte de su familia y posteriormente por personal de rescate del parque. Para dar con el cuerpo del menor se realizó un barrido en la zona y varios buzos participaron en la maniobra.

“Lo que podemos decir es que esto fue un hecho de imprudencia, quizá no tanto del niño que no sabía pero si de las personas mayores que estaban con él. En este lugar hay demarcación por todas partes sobre la presencia de caimanes en estas aguas. Es uno de sus sitios favoritos para nadar por la baja profundidad del agua y por la alta turbiedad. Además existen espolones naturales en donde ellos salen a tomar el sol”, expresó el Mayor Eduardo Vélez, director de la Defensa civil en el Magdalena.

Las labores de búsqueda se extendieron por más de 5 horas. El cuerpo del menor fue hallado bajo una piedra en una de las orillas del río, hasta donde se presume, fue llevado por el caimán que lo atrapó.

Rio Piedras

El menor se encontraba con varios familiares cuando fue atacado por el réptil. Según las autoridades la presencia de caimanes en la zona es alta por la poca profundidad de las aguas y su alta turbiedad. / Crédito: Diario El Informador

“El niño fue encontrado sobre la orilla del río Piedras, gracias a los equipos de iluminación que afortunadamente tenemos, se sacó del sitio donde estaba y fue entregado a las respectivas autoridades. Visiblemente no se le veía ninguna señal de ataque, no estaba desmembrado, estaba el cuerpo completo. En las próximas horas se le realizará la necropsia en Medicina Legal”, manifestó Vélez.

Por su parte, Luís Carlos Acevedo, biólogo del Parque Tayrona, expresó que a pesar de la voracidad del caimán no es extraño haber encontrado el cuerpo intacto del menor. Aunque precisó que es muy probable que el animal tuviera intenciones de devorarlo.

“Estos animales tienen un instinto de supervivencia muy desarrollado. Son animales que acostumbran a guardar reservas alimenticias. Lo que hacen es que toman su presa, la sumergen en el agua y una vez la ahogan la llevan a ciertos lugares y las dejan ahí para comerlas más adelante. Infortunadamente la víctima fue un niño”, expresó Acevedo, quien pidió a los habitantes de las zonas alrededor del parque y visitantes de abstenerse ingresar a estos cuerpos de agua ya que existen gran cantidad de caimanes que pueden poner en peligro la vida de las personas.

 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes