Viernes, 30 Julio 2021

Según la Revisión Estadística de Energía Mundial de BP, la matriz energética del grupo de países más poderosos del mundo depende cada vez menos del petróleo y del carbón.

Matriz energetica mundoMatthew Henry / Unplash

De acuerdo a un informe publicado en VisualCapitalist, dado que muchos países y regiones se han comprometido a distanciarse del uso de combustibles fósiles y optar por fuentes de energía más limpias, la combinación o matriz energética general se está diversificando cada vez más. No obstante, los autores señalaron que cerrar plantas y reemplazarlas con nuevas fuentes lleva tiempo, y la mayoría de los países siguen dependiendo en gran medida de los combustibles fósiles.

Historia energética del G20: dependencia de los combustibles fósiles (1965-1999)

Según los datos de la Revisión Estadística Mundial de BP, desde la década de 1960 hasta la de 1980, el consumo de energía en los países del G20 se basó casi por completo en petróleo y carbón. Eran las fuentes de energía más baratas y eficientes para la mayoría, aunque algunos países también usaban mucho gas natural como Estados Unidos, México y Rusia.

 

 

 

De acuerdo con los autores, el uso de petróleo para obtener energía comenzó a disminuir, sobre todo a partir de los años ochenta. Los altos precios del petróleo obligaron a muchas empresas de servicios públicos a recurrir al carbón y al gas natural (que se estaban volviendo más baratos), mientras que otras en países como Francia, Japón y Estados Unidos aceptaron el auge de la energía nuclear.

Esto es más notable en países con un alto consumo histórico de petróleo, como Argentina e Indonesia. En 1965, estos países dependían del petróleo para más del 83% de la energía, pero en 1999, el petróleo constituía solo el 55% de la matriz energética de Indonesia y el 36% de la de Argentina.

Incluso Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, comenzó a utilizar menos petróleo. En 1999, el petróleo se utilizaba para el 65% de la energía en el país, por debajo del 97%, máximo en 1965.

Combinación de energía del G20: aumento del gas y las energías renovables (2000-2019)

El análisis del portal señaló que la conversación en torno a la energía cambió en el siglo XXI. Antes, los países se centraban principalmente en la eficiencia y el costo, pero muy rápidamente, tuvieron que comenzar a lidiar con las emisiones.

El cambio climático ya estaba en el radar de todos. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se firmó en 1992 y el Protocolo de Kioto resultante, destinado a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, se firmó en 1997.

Pero cuando el Protocolo de Kioto entró en vigor en 2005, los países tenían opciones muy diferentes a su disposición. Algunos comenzaron a apoyarse más en la energía hidroeléctrica, aunque los países que ya la utilizaban, como Canadá y Brasil, tuvieron que buscar en otra parte. Otros recurrieron a la energía nuclear, pero el desastre nuclear de Fukushima en Japón en 2011 generó aversión para muchos.

Este fue el período de tiempo en el que las energías renovables comenzaron a cobrar fuerza, principalmente en forma de energía eólica. Para 2019, los miembros del G20 que más dependían de las energías renovables eran Brasil (16%), Alemania (16%) y el Reino Unido (14%).

 

 

Sin embargo, la necesidad de reducir las emisiones rápidamente hizo que muchos países hicieran un cambio más simple: reducir el petróleo y el carbón y utilizar más gas natural. Según el portal VisualCapitalist, el carbón bituminoso, uno de los más utilizados en las centrales eléctricas de vapor, emite un 76% más de CO₂ que el gas natural.

El combustible diésel y el aceite de calefacción utilizados en las centrales eléctricas de petróleo emiten un 38% más de CO₂ que el gas natural.

A medida que los países comiencen a presionar con más fuerza hacia un futuro sin emisiones de carbono, la combinación energética de la década de 2020 y en adelante seguirá cambiando, concluye el reporte.

La siguiente infografía creada por James Eagle, utiliza datos de la Revisión Estadística de Energía Mundial de BP para examinar cómo ha cambiado la matriz energética de los miembros del G20 desde 1965 hasta 2019.

El gráfico permite visualizar por ejemplo, cómo el Reino Unido ha pasado del carbón que representa más de la mitad del consumo de energía a apenas nada en la actualidad. Mientras tanto, China sigue dependiendo en gran medida tanto del carbón como del petróleo como fuentes de energía para apoyar a su enorme industria manufacturera.

Por otra parte, más de la mitad del consumo energético de Brasil proviene de hidroeléctricas y energías renovables, lo cual refleja que es mejor que casi todos los países desarrollados.

Eagle también resaltó el contraste del uso intensivo de la energía nuclear en Francia, en comparación con el de Alemania.

energia en el mundo

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes