Sábado, 27 Febrero 2021

El animal que habita al oeste de Francia fue llevado a juicio por hacer mucho ruido, un juez rechazó la demanda de los vecinos que alegaban que cacareaba en demasía.

gallomaurice

Foto: Corinne Fesseau y su gallo Maurice  - Regis Duvignau / Reuters

El ave de 4 años vive en Oleron, una isla ubicada en la costa Atlántica de Francia y que se caracteriza por ser una zona de casas campestres y ambiente vacacional.

Esta batalla legal se convirtió en un símbolo de las tensiones entre los habitantes de la zona rural y urbana de la capital, pues a los tribunales debieron ir los dueños del gallo tras la queja de vecinos que se molestaron por el canto matutino.

Jean-Louis Biron fue el hombre que denunció al gallo Maurice, argumentando que estaba más acostumbrado al sonido de las ciudades que del campo, exigiéndole a los dueños Jacky Fesseau y su esposa Corrine, que hicieran algo para evitar el canto, sin embargo, estos negaron a callarlo.

"El chillido del gallo comienza a las 4:30 de la mañana y continúa toda la mañana hasta bien entrada la tarde", aseguró Biron en un documento oficial que envió a sus vecinos en 2017.

"El campo debe permanecer como es y no deben decir: 'Deberíamos silenciar los ruidos del campo'", señaló Corrinie Fesseau tras la sentencia, según reporta la agencia Reuters.

Maurice atrajo simpatizantes de todo el país y fue el protagonista de una petición en internet que pedía que no lo silenciaran y que obtuvo 140.000 firmas.

Es en las últimas horas cuando el Tribunal Penal de Rochefort, departamento de Charente Marítimo, falla a favor de Maurice e incluso ordenó a Biron a pagar cerca de US$1.100 en daños a los dueños del ave.

Por su parte, el alcalde de Saint Pierre d'Oléron, Christophe Sueur, condenó la demanda e indicó que en el pueblo "siempre hemos vivido con huertos, gallineros y tenemos una vida bastante tradicional".

Este proceso judicial no es el único en Francia, para octubre un tribunal de la comuna de Dax, departamento de Landas, tiene previsto revisar el caso de unos gansos y patos acusados de ruidos molestos.

Este jueves la Corte Constitucional evalúa hasta dónde llegan los derechos de los animales

Nuevo habeas corpus pide liberar a oso de anteojos, Corantioquia consultará con expertos

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes