Jueves, 20 Febrero 2020

Una de las ballenas medía aproximadamente 26 pies y fue enviada de inmediato para ser pesada y asesinada, según las agencias internacionales de noticias.

ballenajaponFoto: Twitter @YaleE360

Japón reanudó hoy la captura comercial de ballenas en sus aguas, una práctica que oficialmente no llevaba a cabo desde hace casi 32 años y que motivó que el país abandonara la Comisión Ballenera Internacional (CBI), que veta la caza de esos cetáceos.

Aunque el país asiático dijo que dejaba la CBI con supuestos motivos científicos, lo cierto es que este primero de julio retomó la actividad con fines netamente comerciales. Sus primeras sacrificadas: dos ballenas minke grises en las primeras 24 horas, según informó AFP. La decisión del país de reanudar la caza de ballenas en aguas domésticas desafía una prohibición internacional de la caza de ballenas y ha recibido fuertes críticas por parte de grupos ambientalistas y de bienestar animal, que sostienen que la práctica pone en peligro a las poblaciones de ballenas ya amenazadas.

Los barcos pesqueros llevaron a las dos ballenas minke a tierra en Kushiro, una ciudad que alberga el puerto más grande del norte de Japón, en las últimas horas. Una de las ballenas medía aproximadamente 26 pies y fue enviada de inmediato para ser pesada y asesinada, según las agencias internacionales Reuters y AFP.

"Este es un gran día. Estoy realmente contento con la reanudación de la caza comercial de ballenas", dijo a los reporteros Yoshifumi Kai, director de la Asociación Japonesa de la Caza de Tipo Pequeño, a los reporteros cuando las ballenas fueron cargadas en la costa. "Pudimos tomar una ballena espléndida ... valió la pena esperar durante 31 años".

Japón detuvo la caza comercial de ballenas en 1988 cuando se unió a la Comisión Ballenera Internacional, un consorcio mundial de gobiernos que colocó una moratoria sobre la caza de ballenas. Pero el acuerdo permitió a Japón continuar capturando ballenas para la investigación científica, como la recopilación de datos de población.

Sin embargo, a lo largo de las tres décadas, gran parte de la carne de ballena de estas supuestas expediciones científicas terminó en las tiendas de comestibles y restaurantes japoneses. Durante la temporada de caza 2017-2018, por ejemplo, el país mató a 333 ballenas minke en aguas antárticas.

Japón renunció a la Comisión Ballenera Internacional el año pasado. Como parte de su retiro, Japón se comprometió a restringir la caza comercial de ballenas a sus propias aguas , poniendo fin a su caza en la Antártida y otros lugares. La cuota del país para 2019 es de 227 ballenas: 52 de visón, 150 de Bryde y 25 de ballena, dijo la Agencia de Pesca de Japón .

 Tras cazar de cientos de ballenas este año con supuestos fines científicos, Japón se retira de la Comisión Ballenera

Asesinan a millones de tiburones por falta de regulación en aguas internacionales: Greenpeace

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes