Martes, 21 Mayo 2019
Cierre fiscal del gobierno en Estados Unidos tiene a las especies de los parques en riesgo ambiental y en difícil situación económica para las comunidades.
road close 600Mount Rainier National Park en Washington. Crédito foto: Prensa Asociación de Conservación de Parques Nacionales

La disputa política por la construcción del muro entre México y Estados Unidos ha provocado el cierre del gobierno estadounidense, una situación que ha afectado a cerca de 800 mil empleados federales, entre los cuales se encuentran los de los parques nacionales, que informan estar en una situación crítica.

Así, los casi 20 mil empleados de los parques están sin empleo desde el 22 de diciembre y solamente están trabajando 3.298, que deben cubrir más de 30 mil kilómetros cuadrados de tierra a lo largo y ancho de ese país. Por ejemplo, en el Parque Joshua Tree de California hay solo ocho guardaparques para monitorear 3.200 kilómetros cuadrados, sitio que cerró sus puertas este jueves.

Según la Asociación de Conservación de Parques Nacionales, muchos lugares están con las puertas abiertas, sin ningún control y las comunidades que los rodean han empezado a sentir sus efectos. Hay un mayor desperdicio, baños en desaseo y basura apilada, paseo de perros sin control, aparcamiento y camping en zonas no permitidas, además del uso no autorizado de drones, situaciones que amenazan la vida silvestre y el hábitat de las especies habitantes de los parques.

Actualmente, aproximadamente un tercio de los Parques está cerrado, incluyendo monumentos, museos y sitios culturales con edificios, además de los centros para visitantes, baños y algunas vías, que están taponadas, principalmente por el clima, debido a la falta de mantenimiento.

En algunos casos, han usado fondos suplementarios de grupos asociados y presupuesto estatal desviando recursos de proyectos y programas para poder permanecer abiertos con lo básico y dejando cerradas áreas que pueden suponer algún peligro. Sin personal de rescate, actividades como escalar, hacer caminatas y navegar se hacen más riesgosas para los visitantes.

Por ejemplo, en el Parque Nacional de Yosemite, en California, un excursionista murió a causa de una caída después de perseguir a su perro en un sendero cerca de Nevada Fall. Si el personal hubiera estado de servicio en el momento del incidente, como suele ser el caso, se habría evitado que el visitante llevara a su perro por el sendero y habría una investigación en curso y se habría emitido un comunicado de prensa para informar al público sobre este riesgo.

Se estima también que se pierden $400.000 dólares diarios, que se recolectaban en las tarifas de entrada, además de los 20 millones de dólares que se estima gastan los visitantes en las comunidades que trabajan en y alrededor de los parques.

La Asociación de Conservación de Parques Nacionales pide al Presidente que trabaje con el Congreso para darle fin al cierre fiscal y entregar el presupuesto que los parques nacionales necesitan. Sin embargo, Trump aseguró que no va a terminar con el cierre de gobierno hasta que asegure los 5 mil millones de dólares para la construcción del muro en la frontera con México.

Vea también:

Jueza de Estados Unidos prohibió la temporada de caza de osos grizzly que había permitido Trump.

-
 La psicología detrás del éxito de las noticias falsas.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes