Domingo, 26 Mayo 2019

La empresa Volkwagen deberá reparar, comprar o aceptar la cancelación de los contratos de leasing de los aproximadamente 500 mil usuarios de vehículos de su marca afectados, solo en California, por el fraude en los motores turbo diésel de 2 litros, según informó la Agencia EFE. Ese fue el principio de acuerdo que la empresa pactó con la Agencia de Protección Medioambiental Estadounidense (EPA), los consumidores y el Estado de California, donde se evidenció el fraude.

Según el juez al frente del caso, Charles Breyer, además de la oferta de compra o arreglo, la empresa debe generar compensaciones sustanciales para los consumidores afectados y crear un fondo para promover iniciativas ecológicas en el sector del automóvil. El 21 de junio es la fecha límite para la presentación de las propuestas del acuerdo.

La historia viene de septiembre de 2015, cuando la empresa fue acusada de manipular los valores de las emisiones contaminantes en algunos de sus motores diésel, especialmente en los de cilindraje 2.0. Posteriormente, la fabricante de autos, que reúne las marcas Seat, Volskwagen, Audi y Skoda, admitió haber manipulado e instalado, en cerca de 11 millones de sus vehículos, un software que maquilla o disfraza la cifra real de gases tóxicos para cumplir y aprobar las pruebas de control de la normativa ambiental. Por esa razón, la EPA le impuso una multa de 18 millones de dólares, una de las más altas de la historia por fraude ambiental (Vea: Histórica multa ambiental a la alemana Volkswagen).

Aunque el consorcio alemán afirmó que destinaría 7.200 millones de dólares para responder a los gastos por efecto del escándalo, deberá también disponerse a asumir los costos de las reparaciones, las demandas judiciales de los usuarios y las posibles multas millonarias que surjan, además de lidiar con la baja de sus acciones en las bolsas de valores del mundo.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes