Martes, 23 Julio 2019

Luego de varias fallas y de estar frenado varios meses en Hawái, en las últimas horas la aeronave Impulse 2 aterrizó en California luego de atravesar el Pacífico solo impulsado con la luz solar.

Bertrand Piccard es tal vez uno de los hombres más admirados en el mundo de la aviación desde este domingo. No solo por sus destrezas como piloto, sino por habérsele medido a atravesar todo el océano Pacífico en el Impulse 2, un avión impulsado exclusivamente por la luz solar.

Y no es la primera vez que Piccard rompe los esquemas. El suizo fue el encargado de completar la primera circunvalación al mundo en globo aerostático sin escalas, batiendo el récord de permanencia en vuelo con un total de 19 días, 21 horas y 47 minutos y recorriendo una distancia aproximada de 46.759 kilómetros.

Junto con su socio, el también suizo André Borschberg, de 63 años, empezaron su vuelta al mundo el 9 de marzo de 2015 cuando el Solar Impulse 2 despegó de Emiratos Árabes Unidos. Ahora completaron la etapa más difícil de todas y se preparan para terminar las próximas 4 para terminar toda la vuelta al mundo y romper el récord.

Por supuesto, los pilotos llevan un mensaje ambiental detrás de la hazaña y han pedido en diferentes declaraciones que piden y apuestan a que “en diez años, los aviones eléctricos podrán transportar hasta a 50 personas”.

El objetivo de la misión es demostrar que se puede volar con energías alternativas al combustible de origen fósil, con un aparato alimentado por 17.000 células fotovoltaicas. Para ello, sus alas son más largas que las de un avión Jumbo. Su envergadura es de 72 metros y su peso de 2,3 toneladas, equivalente al de un coche de gran capacidad.

La etapa más difícil fue la que cubrió Borschberg en julio del año pasado, en cinco días y cinco noches, entre la ciudad japonesa de Nagoya y Hawái, 8.900 km en total. El avión tuvo que aterrizar en el archipiélago porque las baterías se recalentaron, y la reparación se prolongó durante más de 6 meses.

Ahora la tarea es prepararse para una nueva misión que no solo rompa los récords al darle la vuelta al globo, sino también enviar un mensaje que permita cumplir las peticiones de los aventureros y llamar la atención de las principales aerolíneas del mundo. El aporte ambiental sería incalculable, pues cada avión Aribus 380 (que es el más ecológico hasta el momento) gasta 2,9 litros de combustible por pasajero cada 100 kilómetros.

avion solar

Avión Solar Impulse 2. / Foto: EFE.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes