Domingo, 26 Mayo 2019

Según un la investigación publicada por la famosa revista Nature, usar CO2 en proceso de fracking podría reducir sus impactos en el medio ambiente, mientras lo vuelve más efectivo en la extracción.

Un sorprendente estudio fue conocido este martes gracias a Nature Communications, en el cual se señala que inyectar dióxido de carbono en el subsuelo para extraer gas volvería la práctica más eficiente y más sostenible.

El Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) y la Universidad Grenoble Alpes de Francia lideran este estudio, en el que apuntan que el descubrimiento podría resolver dos problemáticas con una sola alternativa, pues se hace más fácil el rompimiento de rocas pero también crearía nuevas formas efectivas de almacenar CO2 bajo tierra.

Cabe resaltar que actualmente la cuestionada actividad se desarrolla inyectando a nivel subterráneo fluidos a mucha presión que crean grietas por donde se libera el gas de las conocidas “rocas de yacimiento”. Los fluidos están compuestos por agua, arena y otros aditivos.

Benoit Coasne, científico principal del CNSR, advierte que si se reemplaza el agua por dióxido de carbono supercrítico, la barrera que dificulta la salida del metano desaparece. Además, el proyecto tendría un impacto ambiental favorable porque “permitiría que el CO2 se quedase almacenado bajo el suelo y se redujera así el impacto ambiental que tiene este conocido gas de efecto invernadero”.

La publicación pone el dedo en la llaga, pues señala que si bien son muchos los estudios que demostrarían los efectos perjudiciales del fracking sobre el medio ambiente, lo cierto es que es inminente el crecimiento acelerado de esta práctica por lo que resulta mejor buscar alternativas que minimicen su impacto. Hasta hoy países como Estados Unidos, China y Canadá utilizan la técnica, por lo que implementar nuevas técnicas con menor huella en el ambiente significaría un avance.

Coasne y su equipo usaron simulaciones por ordenador y modelos estadísticos para estudiar las reservas de gas de esquisto a nanoescala y los efectos derivados de los diferentes tipos de fluidos usados en la sustracción.

 

fracking

 

Yacimiento en Vaca Muerta, Argentina. / Foto: Eleconomista.es

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes