Domingo, 20 Junio 2021

El Síndrome Respiratorio de Oriente medio, la fiebre de Lassa y el virus de Nipah son  las enfermedades que amenazan con convertirse en las próximas grandes epidemas.  

Los pasados 17, 18, 19 y 20 de enero se llevó a cabo la reunión anual del Foro Económico Mundial en la ciudad de Devos, Suiza. Durante el evento se identificaron tres enfermedades con todo el potencial de transformarse en epidemias durante los próximos años. La primera es el Síndrome Respiratorio de Oriente medio (MERS por sus siglas en inglés), esta es una enfermedad grave que ataca las vías respiratorias y produce fiebre, tos y dificultad para respirar. Aunque hay personas que simplemente presentan síntomas leves sin mayor reacción, se habla de cifras que indican que alrededor del 30% de quienes la contraen, fallecen. La enfermedad es causada por un virus cuyo origen se desconoce, y el primer caso fue reportado en Arabia Saudita en el año 2012. Su propagación se produce por contacto directo y aún no tiene un tratamiento definido.

En segundo lugar se encuentra la fiebre de Lassa. Esta es una enfermedad hemorrágica aguda, originaria de África occidental y producida por un virus. Esta se transmite a través del contacto con alimentos o elementos contaminados con excremento de roedores, así como de persona a persona en ambientes insalubres. Los reportes más recientes hablan sobre 5000 muertes al año en el continente africano. Sus síntomas más comunes son fiebre inferior, cansancio, malestar, dolor de cuerpo y de cabeza. También puede presentarse náuseas, vómito o diarrea. Afortunadamente si existe un tratamiento para la fiebre de Lassa, pero este debe ser aplicado inmediatamente se contrae la infección, máximo en los primeros 6 días de enfermedad.

epidemiaFoto tomada de www.okidiario.com

Finalmente está el virus de Nipah, el cual se originó en Malasia, exactamente en murciélagos de dicha región. Su propagación se puede dar a través de alimentos contaminados, por contacto con excrementos u orina de un animal infectado o incluso de persona a persona. Sus síntomas son principalmente problemas respiratorios agudos, fiebre, malestar, dolor de cabeza, vómitos, vértigo e incluso desorientación. Aún no existe una vacuna por lo que su tratamiento se basa en cuidados de soporte.

Ante estas amenazas, varios gobiernos y organizaciones caritativas lanzaron durante el evento un fondo de 460 millones de dólares para financiar al CEPI (Coalition for Epidemic Preparedness Innovations), para que sus investigaciones generen vacunas contra estas tres enfermedades, antes de que se conviertan en una emergencia sanitaria mundial. La idea es que las vacunas sean de libre acceso para toda la población. 

Leer más

Partículas de contaminación podrían causar Alzheimer

 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes