Lunes, 22 Octubre 2018
Las luces artificiales en las noches pueden desorientarlos, explican investigadores de la Universidad Nacional.

nocturnos 600                                                                                                         Foto de Exhibición Cundinamarca Nocturna/ Agencia de Noticias U.N. 

La contaminación lumínica afecta negativamente a los animales nocturnos, pues se desvían de sus rutas y no localizan las fuentes de alimento o los sitios de polinización, afirma el profesor Carlos Sarmiento, del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.). Esto se debe a que mientras en el día los animales utilizan la luz solar como fuente de orientación, en la noche su guía es la luz de las estrellas o de la luna.

Según explica la profesora Ángela Rocío Amarillo, investigadora de la Facultad de Estudios Ambientales y Rurales de la Pontificia Universidad Javeriana, explicó a la Agencia de Noticias U.N. que entre estos seres nocturnos están los insectos, organismos que representan uno de los grupos más diversos del planeta y revisten gran importancia para actividades vitales como la polinización nocturna.

“El 30 % de la polinización de las plantas con flores ocurre durante la noche y está a cargo de un grupo bastante diverso de insectos como las polillas, de las cuales alrededor de un 80 % son nocturnas”, dice Amarillo.

En algunos casos las luces y el ruido de las grandes urbes interfieren con los patrones de comportamiento de los insectos y con los procesos que ellos realizan en el ecosistema durante la noche, precisó la académica.

Como estos insectos usan el modelo de orientación transversa para volar siempre en ángulo fijo a la luz de origen, que es normalmente la Luna, las luces artificiales los confunden haciendo que cambien su ángulo de vuelo hasta quedar atrapados por estas luces.

Los académicos compartieron esta información en el marco de una exposición 'Diversidad de la noche', desarrollada en asocio entre el Museo de Historia Natural de la U.N., la organización Cundinamarca Nocturna, la fundación Conservación Internacional y el Observatorio Astronómico de la U.N., que estará abierta al público hasta el 15 de diciembre. La contaminación luminosa se trata en varios componentes de la exposición. (Más sobre la exposición, aquí).

Ver también:

Alumbrado público enferma a los capitalinos

10 aplicaciones móviles recomendadas para cuidar el medio ambiente

0
0
0
s2sdefault

Banner Fijo Superior UniAndes