Domingo, 22 Septiembre 2019
Además de transporte, hospedaje y comida, ciertos destinos en Colombia y el mundo requieren que se prevenga con las vacunas apropiadas. Conozca cuáles son y cuándo las necesita.

SHUTTERVIAJERO600                                       /Shutterstok

Es posible que sienta la tentación de omitir la visita al médico o centro de salud antes de salir de viaje pero tenga precaución. La fiebre amarilla sigue siendo una preocupación importante en América del Sur, el sarampión se está extendiendo por toda Europa, y la hepatitis A tiene médicos en todas partes, incluso en los Estados Unidos.

Es por eso que puede protegerse de estas tres enfermedades y otras más si recibe las vacunas a tiempo. A continuación hay una lista rápida de vacunas de viaje recomendadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC):

Sarampión
Según los CDC, la mayoría de los casos de sarampión en los EE. UU. resultan de viajes internacionales.

El sarampión es una de las enfermedades infecciosas más contagiosas. Se transmite a través de la tos o el estornudo de una persona infectada. Los síntomas incluyen sarpullido, fiebre alta, tos, secreción nasal y ojos rojos y llorosos. En casos raros, la enfermedad puede causar inflamación cerebral y puede ser fatal.

A pesar de que un alto porcentaje de niños son vacunados contra esta enfermedad antes de los 3 años, todavía hay a una gran parte de la población no vacunada.

Esta vacuna se deberá aplicar por lo menos de cuatro a seis semanas antes de irse ya que puede tomar mucho tiempo completar un ciclo completo de la vacuna y se le debe dar tiempo al cuerpo para aumentar la inmunidad en respuesta a la vacuna.

Otras tomas de rutina
Antes de cualquier viaje internacional, debe asegurarse de estar al día con todas sus vacunas de rutina, no solo contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR), sino también contra la difteria, el tétanos, la tos ferina (DTP), la varicela, la polio, y su vacuna contra la gripe anual.

A pesar de que en el país pueda haber un buen esquema de vacunación, estas mismas enfermedades pueden ser mucho más comunes en otros países, y por ello estar al día con sus vacunas de rutina le dará la mejor protección contra estas enfermedades.

Fiebre amarilla
La fiebre amarilla se transmite por el mosquito Aedes aegypti (el mismo que propaga Zika, dengue y chikungunya). Aunque el virus fue erradicado de gran parte del mundo a mediados del siglo XX, ha resurgido en los últimos años en partes de África y América del Sur, incluido, más recientemente Brasil.

Brasil ha estado sufriendo un brote de fiebre amarilla que es uno de los más grandes que el mundo ha visto en décadas, con más de 1,000 casos confirmados y más de 300 muertes desde julio de 2017.

"Desde principios de 2018, un número de viajeros no vacunados a Brasil contrajo fiebre amarilla", señalaron los CDC en una actualización de mayo sobre el brote. "Varios han muerto".

Según los CDC, en Estados Unidos la vacuna que normalmente se usa para prevenir el virus de la fiebre amarilla, conocida como YF-Vax, no estará disponible sino hasta finales de 2018 debido a retrasos en la producción. Para cubrir la escasez, los CDC y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) han recurrido a una vacuna diferente contra la fiebre amarilla conocida como Stamaril. Esta otra toma ya está aprobada en más de 70 países de todo el mundo y se cree que es tan segura y efectiva como la toma YF-Vax.

La fiebre amarilla es una enfermedad grave. Los CDC estiman que puede ser fatal en 15 a 20 por ciento de los casos. También debe asegurarse de aplicar un montón de repelente de insectos, que puede ayudarlo a protegerse de los mosquitos que transmiten la fiebre amarilla, el Zika y otras enfermedades.

VACUNA2                                  Photo by NIAID on Foter.com

Hepatitis A y B
La hepatitis A es un virus que causa enfermedad hepática. Se propaga a través de alimentos contaminados y a través del contacto físico con una persona infectada, especialmente si esa persona no se lava las manos correctamente después de usar el baño. Es común entre las personas que viajan a países en desarrollo, especialmente aquellos que visitan las áreas rurales, aunque también se puede extender en alojamientos turísticos más modernos.

La vacuna para prevenir este virus, administrada en dos dosis, con seis meses de diferencia, es 100 por ciento efectiva, según los CDC.

La hepatitis B es un virus diferente pero relacionado que pasa a través de la sangre, el semen y otros fluidos corporales. Puede desaparecer después de unas semanas o puede persistir durante toda la vida, lo que puede causar enfermedad hepática y cáncer.

Este virus ocurre en casi todas partes del mundo, pero es más común en Asia, África, América del Sur y el Caribe. Los casos relacionados con viajes generalmente son raros, pero pueden ser consecuencia de relaciones sexuales sin protección, uso de drogas intravenosas y transfusiones de sangre.

La vacuna para la hepatitis B tiene más del 90 por ciento de efectividad. Por lo general, se administra en tres dosis repartidas en seis meses, pero se puede solicitar un cronograma de vacunación acelerado si los planes de viaje lo requieren.

Tifoidea
La fiebre tifoidea es una enfermedad grave causada por la bacteria Salmonella typhi y se transmite a través de alimentos y agua contaminados. En casos raros, puede ser fatal. La fiebre tifoidea es rara en países desarrollados como los EE. UU. pero es común en la mayoría del resto del mundo, especialmente en el sur de Asia.

La vacuna para la fiebre tifoidea está disponible como una píldora y un inyectable. La píldora contiene bacterias vivas pero debilitadas y se administra en cuatro dosis: una cápsula se toma cada dos días durante una semana. El inyectable contiene bacterias muertas y se administra en una dosis. Ambos generalmente se administran aproximadamente dos semanas antes de viajar.

Los CDC reconocen que la vacuna contra la fiebre tifoidea en cualquiera de sus formas tiene solo entre un 50 y un 80 por ciento de efectividad pero también debe tomar precauciones básicas con los alimentos que se comen durante el viaje como por ejemplo, apegarse al agua embotellada en lugares donde el agua del grifo es cuestionable.

Rabia
La rabia es una enfermedad causada por un virus que se propaga a través de la saliva de animales infectados. Las fuentes más comunes de infección humana son lameduras, picaduras y arañazos de perros infectados. Pero también se sabe que murciélagos, zorros, mapaches y mangostas transmiten la enfermedad a los humanos. La prevención de esta enfermedad es especialmente importante porque una vez contraída, casi siempre es fatal.

La rabia se encuentra en todo el mundo, excepto en la Antártida. En la mayoría de los países desarrollados, incluido EE. UU., el riesgo de infección en humanos es bajo porque el virus es raro en animales domésticos. Pero en gran parte de África, Asia y América Latina, la rabia en los perros sigue siendo un problema.

Si viaja a un país donde el virus prevalece en los perros, o si su itinerario lo pondrá en contacto con animales salvajes como murciélagos y otros carnívoros, debe considerar vacunarse contra la rabia antes de viajar. Se administra en tres dosis durante tres semanas.

Es importante tener en cuenta que incluso si se ha vacunado contra la rabia, debe buscar tratamiento médico inmediato si un animal le muerde o araña mientras viaja.
0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes