Jueves, 9 Abril 2020

Ante la contingencia se permite la importación y fabricación de las máscaras faciales sin que el registro sanitario sea un impedimento.

tapacolprensa

Foto: Colprensa

En atención a la declaración de emergencia nacional por la presencia del COVID-19 y ante el potencial riesgo de desabastecimiento de tapabocas, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) ha decidido declararlo temporalmente como un dispositivo médico vital no disponible.

Ante la novedad, ha permitido importar y fabricar el producto sin necesidad de contar con registro sanitario a partir de la publicación del Acta 2 del 11 de marzo de 2020 de la Sala Especializada de Dispositivos Médicos y Reactivos de Diagnóstico In Vitro de la Comisión Revisora.

Esta medida se mantendrá por parte de este Instituto hasta que se normalice el abastecimiento de tapabocas en Colombia.

 

Solicitudes y exigencias

El Invima aclara que para la importación, fabricación y comercialización de tapabocas convencional se solicitará lo siguiente:

Producto importado:

Allegar el Certificado de Venta Libre (CVL) vigente, en cumplimiento de la normatividad sanitaria.

Allegar certificado de análisis del producto.

El importador deberá contar con certificado vigente de Capacidad de Almacenamiento y/o Acondicionamiento para dispositivos médicos (CCAA).


Productos de fabricación nacional:

Los interesados deben contar con concepto de condiciones técnico sanitarias para la fabricación de tapabocas expedido por el Invima.

Para los fabricantes certificados en otros dispositivos médicos, podrán solicitar la ampliación de concepto.

Se aclara que los requisitos anteriormente mencionados, son los mínimos para asegurar la calidad y trazabilidad del producto, en aras de salvaguardar la salud pública.

Así mismo, el Invima ha determinado que los tapabocas con filtro N95 de uso industrial también pueden ser utilizados en entornos hospitalarios, siempre y cuando cuenten con certificación en el cumplimiento del estándar NIOSH (Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional), que garantiza la eficiencia de filtración de aire al 95%.

Estos, no deberán cumplir con los requisitos mencionados para los tapabocas convencionales.

Finalmente, mediante comunicado oficial señalan que el tapabocas es desechable, de uso unipersonal y no debe ser reutilizado en ningún caso.

Este elemento de protección, ayuda a bloquear gotas o salpicaduras de partículas que pueden contener gérmenes (virus y bacterias), actuando como una barrera para reducir la exposición de saliva y secreciones respiratorias a otras personas.

 

Errores frecuentes al momento de utilizar tapabocas:

Cubrir solamente la boca

Removerlo al hablar con otra persona

Ubicarlo en la barbilla, cuello o cabeza

Utilizarlo de manera intermitente y guardarlo en el bolsillo del saco, chaqueta, pantalón, camisa, entre otros.

 

Disposición final o desecho:

El tapabocas se debe utilizar por un tiempo máximo entre 6 y 8 horas, deberá removerlo, desecharlo y reemplazarlo por uno nuevo.

Para desechar de manera segura el tapabocas, se debe asegurar de cortarlo o rasgarlo y tirarlo a un contenedor de basura cerrado.
Lavarse las manos antes y después de manipular el tapabocas.

Coronavirus: ¿Cuándo y cómo usar tapabocas?

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes