Lunes, 11 Noviembre 2019

Los desafíos que tiene Luis Gilberto Murillo en el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, empezando porque representa uno de los ecosistemas más valiosos del mundo y es tal vez la ecorregión con la mayor pluviosidad del planeta, lo obligan a trabajar por la conservación de la riqueza natural en el segundo país más biodiverso de la Tierra.

Y es que Murillo llega en un momento de crisis de licenciamiento ambiental para minería, hidrocarburos y las 4G. Siendo la ANLA la entidad responsable del licenciamiento ambiental, adscrita a Minambiente, el nuevo Ministro tiene que definir la política del licenciamiento ambiental e iniciar los correctivos para que funcione (Lea: Director de la Anla renunció un día antes de responder ante el Congreso). 

Su experiencia ambiental está demostrada desde comienzos de los noventa, cuando fue director de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Chocó (Codechocó) y luego Director Encargado del Departamento Administratvo del Medio Ambiente (Dama) de Bogotá, en la Alcaldía de Antanas Mockus (¡EXTRA! Primer afro chocoano en Minambiente). Además, fue asesor experto de la Agenda Pacífico XXI entre 2000 y 2001.

El prestigio que tuvo en el saneamiento de una Car que parecía inviable como Codechocó lo incentivó a lanzarse a la Gobernación de su departamento, pero sus opositores, encabezados por Odín Sánchez y Ulises Torres —los caciques políticos de la región—, lo acusaron de haber cometido el delito de peculado por destinación oficial diferente durante su actividad en Codechocó, porque invirtió 5 millones de pesos en la reparación de una escuela en el municipio de Andagoya, los cuales habían sido aprobados para planes de saneamiento en zonas mineras. Por ello, el Consejo de Estado le impuso sanción y la justicia penal una medida de aseguramiento que cumplió en Bogotá antes de que un juez le restableciera sus derechos.

La persecución y un secuestro extorsivo por parte de paramilitares llevaron a Murillo a buscar refugio en Estados Unidos, donde encontró en la fe cristiana su principal soporte y nuevas relaciones con una vasta comunidad afrodescendiente muy influyente en ese país. Durante los primeros años en Washington se vinculó a la Bancada de Congresistas Negros de los Estados Unidos (Congressional Black Caucus) y fue cuando conoció al entonces senador Barack Obama. Quienes lo conocen en esa ciudad le otorgan a Murillo el hecho de que durante los últimos 15 años, el Black Caucus haya jugado un papel determinante en el apoyo a Colombia, particularmente en programas y proyectos de desarrollo social en el Litoral Pacífico y con población afrocolombiana, como el Programa para Afrodescendientes e Indígenas de Usaid Colombia.

También hizo parte de la Agencia de Cooperación Internacional Lutheran World Relief, donde trabajó como analista de política internacional, con responsabilidades sobre la región Andina, las islas Filipinas y la región de los Grandes Lagos en África. Después de esto ocupó el cargo de Vicepresidente de Operaciones de la Fundación Phelps Stokes, una fundación para el desarrollo de las comunidades latinoamericanas y africanas.

Ya recuperado su estado de ánimo y con nuevos reconocimientos del movimiento de afrodescendientes, volvió a Colombia y en 2011 se alió con Zulia Mena, exalcaldesa de Quibdó, ganando la Gobernación del Chocó con una votación histórica. En el ejercicio de gobierno, su Plan Departamental de Desarrollo fue catalogado por expertos de Planeación Nacional como ejemplar.

Sin embargo, su elección fue demandada ante el Consejo Nacional Electoral por sus detractores y el Consejo falló a favor de Murillo. No obstante, nuevamente demandaron la decisión ante el Tribunal Contencioso Administrativo del Chocó y el Consejo de Estado lo suspendió hasta que el Tribunal resuelva su caso. A final de 2012 tuvo que abandonar la Gobernación.

Entre 2013 y 2014, el Presidente Santos le encomendó gerenciar tareas del Gobierno nacional para atender la crisis de Buenaventura, y en septiembre de ese año asumió la coordinación del Plan Todos Somos Pazcífico, el plan de choque del Gobierno para la crisis social, económica y de violencia de todo el Pacífico colombiano. Allí demostró su capacidad de gestión, logrando obtener recursos de cooperación del orden de 4,5 billones de pesos para los programas de esta actividad.

En su formación académica se destaca haber recibido una beca para estudiar en Rusia por ser uno de los mejores Icfes del país. En la Universidad Estatal de Prospección Geológica de Moscú estudió Ingeniería de Minas y en esa misma institución hizo una maestría en Minería. Quizá por eso muchos ambientalistas se han mostrado reacios a la decisión de Santos de ponerlo en el Ministerio de Ambiente, aunque su experiencia no ha correspondido a esa industria.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes