Martes, 23 Julio 2019

Por su tamaño, estructura y hojas plásticas recubiertas con resinas impregnadas de carbonato de sodio, para capturar grandes cantidades de gases de efecto invernadero, científicos debaten sobre las bondades de los árboles artificiales, como una estrategia para disminuir los graves efectos del calentamiento global, que produce serios daños en el ambiente y la salud de la población.

Para el profesor del departamento de Química Física de la Universidad Autónoma de Barcelona Xavier Giménez Font, los gases de efecto invernadero se encuentran en mínimas proporciones en la atmósfera, pero debe ser prioridad eliminarlos, “El dióxido de carbono del aire, al mezclarse con el carbonato de sodio genera bicarbonato sódico, sustancia que al lavarse con agua recupera el carbonato sódico inicial y captura el CO2 en cantidades mil veces superiores a la de los árboles naturales de igual tamaño”.

Científicos de la Universidad de Columbia en Nueva York señalan que las plantas artificiales se deben alimentar con energía producida por centrales eólicas, así se garantizaría la sostenibilidad de grandes centros urbanos, por la generación centralizada de energía eléctrica con un beneficio adicional: probabilidad de resistencia a largo plazo y disminución en costos del servicio.

2014, record en emisión de gases efecto invernadero

Dióxido de carbono, metano, óxido de nitrógeno y ozono son los principales promotores del calentamiento global. Cifras recientes registran que la cantidad de CO2 emitido a la atmósfera, en lo que va corrido del año, es la más alta de las últimas décadas. No obstante, otros como el nitrógeno, oxígeno y argón que se encuentran en grandes proporciones en la capa atmosférica, no representan peligro alguno dicen los expertos.

Para que un gas sea nocivo, su composición molecular debe ser elevada, con un efecto sobre la retención de la radiación a largo plazo, amplia presencia en la atmósfera y un prolongado tiempo de permanencia. La captura de altos niveles de radiación dentro de la denominada “ventana atmosférica” es lo que realmente produce el calentamiento global.

Alternativas para mitigar daños en el ambiente

Capturar los gases acumulados es la alternativa ideal para disminuir el aumento súbito de temperatura. Estrategias como ampliar cobertura de vegetación en las ciudades, edificios con uso de energías renovables, sembrar plantas en balcones y terrazas para incrementar la cantidad de aspiradores de CO2 y modificar la capacidad absorbente de los edificios son armas para enfrentar la problemática de manera eficiente.

Algunas centrales térmicas están adaptando aspiradores para impedir que el gas migre a la atmósfera. El profesor Giménez señala que una vez el gas es capturado, se conduce a depósitos geológicos, e incluso se utiliza como herramienta tecnológica en la recuperación mejorada de petróleo.

Para el académico, las emisiones de dióxido de carbono por parte de automóviles, así como de metano por ganado son prácticamente imposibles de capturar, puesto que las fuentes de emisión son dispersas y se realizan de forma irregular. “aquí la solución es la limpieza del aire”, concluyó el experto.
 

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Editorial

Banner Fijo Superior UniAndes